Sigue la investigación

Tres hipótesis de un asesinato en el sur de la ciudad

El robo, la venganza y un problema pasional son las tres hipótesis que se siguen en la investigación del brutal homicidio de María Eugenia de la Cruz Barbosa, quien fue ultimada el viernes en la noche en el interior de su casa ubicada en el fraccionamiento Ampliación Hacienda, en el sur de Mérida.

La mujer murió de un fuerte golpe en la cabeza, producida al parecer por un bate o un pedazo de madera sólida, se informó ayer.

Sin embargo, el cadáver presentaba poco más de 12 heridas en diferentes partes del cuerpo.

El cráneo de la ahora occisa quedó fracturado, lo que le causó la muerte.

No se encontraron puertas forzadas en el predio y desaparecieron algunos objetos de valor.

En la necropsia se determinó que la mujer estaba bajo los influjos del alcohol al momento de su muerte.

La infortunada estaba separada de su esposo, Armando López Palomo, y vivía con un albañil, quien desde hace unos días se encuentra desaparecido. El cuerpo fue entregado el sábado a su aún cónyuge y ya fue sepultado.

De acuerdo con los vecinos, es el segundo homicidio de estas características que se registra en el conjunto habitacional. Hace cuatro años un menor fue asesinado en la vía pública.

Por el sigilo de la investigación no se aportaron mayores detalles de las pesquisas del homicidio de María Eugenia de la Cruz. Se entrevistó a familiares y vecinos para que aportaran indicios de los hechos. “La investigación va marchando, pronto tendremos resultados”, dicen las autoridades.

En la colonia se pide que se detenga pronto al o los homicidas y que se incremente la seguridad, ya que los patrullajes son casi nulos.

“Es irónico, en esta colonia casi todos son militares, pero nos sentimos inseguros. Hay muchas pandillas por la falta de vigilancia”, dijo la vecina Luz María González.- David Chan Caamal



Volver arriba