“Siempre les he tenido aprecio”

Pescador niega que intentó ultrajar a su media hermana

Francisco Manrique Solís, alias "Madre", en su declaración preparatoria en el Juzgado 4o. Penal por el delito de tentativa de violación

Francisco Manrique Solís, alias “Madre”, negó haber intentado ultrajar a una hermanastra suya cuando la víctima, alcoholizada, caminaba a su casa.

Los hechos fueron en Dzilam González la noche del martes en una casa abandonada, ubicada en la confluencia de las calles 12 y 23 de ese lugar, como denunció Margarita Viridiana Cutz Aguilar.

“Es mi carnalita, nunca le he faltado el respeto, mi mamá vive con su papá, siempre les he tenido aprecio y respeto”, dijo una y otra vez el acusado, en declaración que rindió en el Juzgado Cuarto Penal.

Sin embargo, la denunciante afirma que en la casa paterna se reunió con varios familiares incluyendo a Manrique Solís, su hermanastro.

Después de ingerir “varios preparados de ron caribeño”, en horas de la noche, salió para su casa acompañado de su hermana Juanita. Sin embargo, ésta olvidó una pieza de su celular y retornó a la casa de su papá.

“Estaba esperando a mi hermana, en la calle, cuando sentí que me atacaron. Me llevaron por la fuerza a una casa abandonada y vi que era mi hermanastro”, relató.

“Por la fuerza me quitó la ropa, me golpeó, me tiró al suelo. Para que deje de lastimarme le dije que aceptaba tener relaciones con él, pero en ese momento llegó mi hermana y corrió”, continuó la denunciante.

La Policía Municipal de ese lugar recibió aviso de “una mujer golpeada detrás de una albarrada”, acudieron al sector que les indicaron y les informaron que Manrique Solís fue el agresor. Lo encontraron en la calle.- Rudesindo Ferráez García

De un vistazo

Ataque

De 24 años, Francisco Manrique Solís, alias “Madre”, de oficio pescador, dijo que no atacó a su hermana y desconoce porqué lo acusan.

Argumento

“Es mi carnalita, no le falté el respeto, nada de eso”, insistió.

Acusación

Se le atribuye violación en grado de tentativa, delito que no permite la fianza.




Volver arriba