“Secuestro” en Cholul

Cansados del mal servicio vecinos retienen camiones

Vecinos de Cholul custodian uno de los autobuses de la línea  Géminis que retuvieron ayer en el parque principal de esa comisaria meridana

Unos 200 pobladores de Cholul, comisaría de Mérida, “secuestraron” tres camiones de la empresa Géminis para exigir a las autoridades estatales que cambien al permisionario que ofrece ese servicio.

Los inconformes acusan a los choferes de maltrato, de que no respetan las credenciales de estudiantes ni de los adultos mayores, ni les dan parada, y dicen que los camiones están en mal estado.

“Ya nos conocen y cuando les pedimos parada, hacen como que no nos ven”, explicó Miguel Ángel González, estudiante de preparatoria.

Una decena de agentes de la Secretaría de Seguridad Pública se presentó en el lugar y solicitó la presencia de representantes de la Dirección de Transporte Estatal, pero éstos no llegaron.

Los choferes fueron retenidos por los manifestantes, pero a los pocos minutos los dejaron en libertad, lo que no ocurrió con los camiones.

La protesta empezó alrededor de las 8 de la mañana, cuando los vecinos se comenzaron a reunir en el parque principal y en la casa ejidal.Se comenzó a pasar la voz y con voladores se avisó a la gente.

Dos horas después ya había cerca de 200 personas, quienes secuestraron tres camiones de la línea que cubre la ruta, quienes gritaban “Ya no los queremos”, “necesitamos un trato digno y de buena calidad” y otras consignas.

Incluso amenazaron con quemar los camiones.Desde a las 11 de la mañana, la comisaría ubicada a cinco kilómetros de Mérida se quedó sin servicio de transporte público. Quienes querían viajar a esta ciudad tuvieron que caminar hasta el crucero de la carretera Mérida-Motul.Entre las quejas se encontraban el mal trato por parte de los choferes, que no respetan al pasajero, arrancan antes de que se acomoden, poco frecuencia de las corridas, camiones en mal estad y que, no respetan a los adultos mayores, discapacitados y estudiantes.”El problema es que ellos hacen lo que le da la gana, porque son la única empresa que brinda el servicio, hace años entraba Noreste, pero le suspendieron sus corridas”.En la comisaría se indicó habitan unas 5,000 personas, la mayoría necesita viajar a Mérida.

Al lugar llegó Manuel Ávila, representante de la línea camionera, quien dialogó con los manifestantes, pero no llegaron a un acuerdo.

“No se les puede cumplir tantas peticiones”, les dijo.

Los inconformes replicaron que no dejarían que la empresa labore en la ruta. “Queremos un mejor servicio”, indicaron.- David Chan Caamal



Volver arriba