Se infarta un camionero

Llevaba el camión al encierro cuando sufrió el ataque

3_120314p8fartophoto01

Juan Bautista Cruz Canul, chofer de la Alianza de Camioneros de Yucatán, sufrió un infarto al corazón mientras conducía su autobús ayer poco después del mediodía en la calle 65 entre 30 y 32 del centro de Mérida.

El camión recorrió sin control poco más de 50 metros y a su paso derribó tres postes de Teléfonos de México, aplastó macetas, arrancó la nomenclatura y terminó estrellándose con la fachada de un predio.

Bomberos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y paramédicos de la Cruz Roja rescataron al chofer, quien estaba inconsciente en el interior del autobús.

Lo sacaron por la puerta trasera del camión y lo llevaron de emergencia al Hospital Regional “Ignacio García Tellez”, del IMSS.

De acuerdo con el informe médico, en el camino el chofer recibió soluciones y maniobras de reanimación cardiaca, por lo que llegó con vida al nosocomio.

Por la magnitud del accidente, agentes de la SSP hicieron un corte a la circulación en la calle 65 con 30, en el sentido de Oriente a Poniente, lo que ocasionó un megacaos vial, debido a que era hora pico.

Según los datos recabados en el lugar de los hechos, el accidente ocurrió a las 12:30 de la tarde, cuando el camión placas 800342-Y, de la ruta Fidel Velázquez, manejado por Cruz Canul, transitaba de Oriente a Poniente sobre la calle 65.

Al llegar a la calle 30 sufrió el infarto, por lo cual la unidad comenzó a transitar totalmente sin control.

El camión se subió a la acera derecha y se estrelló con tres postes de madera de Telmex, los cuales quebró por la mitad.

Continuó su camino y al llegar a la esquina de la calle 32 se estrelló con la nomenclatura, la cual derribó, para luego terminar su camino al chocar con la fachada del predio número 311.

El vehículo iba vacío pues la unidad no estaba en servicio, sino que era trasladada al encierro de la empresa, en la calle 62 entre 73 y 75 del centro.

En el interior quedó atrapado el chofer del autobús, por lo cual fue rescatado por bomberos y paramédicos de la Cruz Roja.

Representantes de la empresa explicaron que antes del accidente el chofer reportó que se sentía mal, por lo cual le ordenaron que terminara su ruta y se fuera al corralón a entregar el camión y en eso estaba cuando sufrió el infarto.

Los daños fueron calculados en poco más de 500,000 pesos; se tendrán que reponer los postes, el cable, la nomenclatura, además de los daños al predio y al camión.- David Chan Caamal




Volver arriba