Se incendia vehículo en la Lázaro Cárdenas

Ángel, Yozgan, Arón y Andy, cuatro amigos de la colonia Lázaro Cárdenas estaban sentados en la banqueta de la calle 10 entre 25 y 57 de dicha colonia, miraban y se repetían una y otra vez la historia del carro que se acaba de quemar y de cómo la mujer que lo manejaba salvó su vida y la de un menor de edad.

“Pobre, lo bueno es que salió rápido. Sí porque eran dos adultos y un  menor los que estaban en la camioneta”, decían en su relato.

La camioneta Voyager placas YZA-40-29, transitaba sobre la calle 10, era manejada por una maestra que, junto con otra maestra,, se estaban yendo a una junta de trabajo, a eso de las cinco de la tarde de ayer.

De repente, según relatos, del capirote del la camioneta empezó a salir humo, así que se detuvieron en frente de un kínder ubicado entre las calles 25 y 57 de la misma colonia; en menos de un minuto el vehículo ya estaba en llamas, el motor, el tablero y las llamas ya alcanzaban algunos sillones de la camioneta.

“Lo bueno es que  ya le ensseñé a mi esposa que lo primero es su vida, afortunadamente no se lastimó”, dijo Róger Pacheco, esposo de la señora, quien fue avisado del siniestro por un amigo que pasaba en motocicleta por la zona. “Cuando llegué ya estaban los bomberos, no sé cómo empezó el fuego, tampoco le pregunté a mi esposa si escuchó algun estallido o algo así. Pudo haber sido la manguera de combustible o un corto circuito, pero eso lo sabrán los peritos”, dijo el señor.

Los bomberos tardaron unos 10 minutos en apagar el incendio y se retiraron, nada más quedó un charco por el que estaban corriendo algunos restos de cenizas, el auto que distorcionaba con la imagen de la calle, algunas vecinas comentando el hecho en las puertas de su casa, don Róger esperando a la aseguradora junto con un policía de la SSP.  Los cuatro amigos sentados en la banqueta, a unos metros de la camioneta siniestrada, para no perder detalle del hecho. Gabriel Chan.

 




Volver arriba