Se asusta al chocar y huye

Una conductora se va luego de un accidente ayer

Un aparatoso accidente ocurrió ayer en la mañana en la calle 16 con 27 del fraccionamiento Brisas. Luego del percance, la afectada se dio a la fuga, pues pensó que ella era la culpable.

Al lugar arribó la mamá de la guiadora, acompañada del ajustador de su aseguradora, para responsabilizarse de los daños, pero le informaron que el responsable era la guiadora del otro vehículo, pues se pasó el alto de disco.

De acuerdo con los datos, el accidente ocurrió a las 7 de la mañana en el cruce de las calles 16 y 27 de Brisas.

Lourdes Yamile Cerón Benitez, guiadora de la camioneta CRV placas YZJ-61-37, transitaba de Sur a Norte sobre la calle 27.

Al llegar al cruce con la calle 16 la guiadora no respetó el alto de disco; alegó a la policía que un vehículo estacionado en la esquina le obstruyó la visibilidad, por lo cual no vio al otro vehículo.

La imprudencia de la mujer ocasionó que su vehículo fuera impactado por Jetta manejado por una estudiante, quien transitaba con preferencia de Poniente a Oriente sobre la calle 16.

Por la fuerza del impacto la camioneta giró y se golpeó la acera, a donde se subió.

Se asustó

Por temor, la guiadora del Jetta se dio a la fuga, llegó a su casa, cerca del lugar, y le informó a su madre.

Al lugar llegó su progenitora acompañada del ajustador para responsabilizarse de los daños, pero al preguntar a los oficiales se encontró con que su hija no había sido la culpable, sino la guiadora de la camioneta.

El vehículo fue llevado al lugar, junto con la joven guiadora del Jetta. El ajustador de la camioneta le explicó a su clienta que ella tenía la culpa y tendría que pagar los daños.

“Lo más que se le puede hacer a la otra conductora es aplicarle una multa por abandonar el lugar; sin embargo, la responsable es usted”, le insistió el ajustador.

Los daños fueron valuados en cerca de 90,000 pesos.- David Chan Caamal




Volver arriba