Ronda la tragedia

Reportan graves a 3 obreros: no hubo muertos

1 / 3


Elementos de Bomberos y de la Cruz Roja rescatan a uno de los albañiles que quedaron atrapados bajo los escombros del techo que se desplomó ayer en el Centro
Decenas de curiosos se arremolinaron frente a la casona donde ocurrió el derrumbe, en la calle 54 entre 65 y 67, donde se utilizó luego una escalera telescópica para labores de rescate


 

Cae sobre albañiles el techo de una casona del Centro Histórico

El avanzado deterioro de cientos de casonas del Centro Histórico de Mérida y la humedad acentuada en esta temporada de lluvias estuvieron a punto de ocasionar una tragedia de grandes proporciones ayer en la mañana, cuando el techo de un predio donde se estaba trabajando se desplomó sobre un grupo de obreros y casi los sepultó con escombros.

El derrumbe, en una casona de la calle 54 entre 65 y 67 que desde hace dos semanas se estaba remozando para abrir ahí una sucursal de una cadena de carnicerías, motivó amplia movilización de los cuerpos de rescate estatales y municipales, así como de instituciones de auxilio como la Cruz Roja, que durante varias horas trabajaron para el salvamento de los albañiles que habían quedado atrapados.

En total, 14 trabajadores -todos del municipio de Uayma- resultaron lesionados, tres de ellos considerados de gravedad, y fueron atendidos en distintos hospitales.

El estruendo y la columna de polvo generados por el desplome del techo, ocurrido alrededor de las ocho de la mañana, así como la movilización de los cuerpos de rescate y ambulancias, sembraron el temor de que hubiera pérdida de vidas. La noticia fue difundida al momento en páginas electrónicas, como yucatan.com.mx, y en las redes sociales.

El temor a la tragedia se disipó al conocerse que sólo hubo lesionados, entre ellos una vendedora ambulante que se encontraba en la puerta del céntrico edificio que, al igual que otros cientos, ya tiene muchos años de antigüedad.

El descuido de los propietarios y las consecuencias del paso del tiempo y las inclemencias del clima han sido motivo de insistentes advertencias de que algo así podría ocurrir en cualquier momento en el Centro Histórico, sobre todo en época de lluvias, cuando aumenta la humedad de las paredes y techos por el agua absorbida.

La Comuna, que ha puesto cercos a 29 predios en riesgo inminente de derrumbe, considera que son 501 casonas del Centro Histórico las que representan algún tipo de peligro para la población.

local




Volver arriba