Recibirá el fallo por un crimen

Sería sentencia condenatoria por matar a su amasia

Román Antonio de Jesús Cervantes Vargas, comerciante de Progreso detenido por el homicidio de su amasia, recibirá en breve sentencia condenatoria.

El caso fue en septiembre de 2010, cuando el acusado llevó a su amasia, Audelia Sánchez Pérez “Jeny”, chiapaneca de 24 años, a un hospital de ese puerto, con el argumento de que la encontró ahorcada en la casa que ambos habitaban.

Sin embargo, averiguaciones de la Procuraduría de Justicia, ahora Fiscalía General del Estado de Yucatán, determinaron que el surco de posible ahorcamiento no fue “completo” y, por lo tanto, la muerte no fue por asfixia, sino por los golpes que la mujer recibió.

Cervantes Vargas habría reclamado a Audelia Sánchez una supuesta infidelidad con un joven vendedor del mercado de ese puerto. De las discusiones pasó a los golpes y luego la muerte. Después, simuló el ahorcamiento y trasladó a la fallecida a un hospital donde dijo que la encontró en su casa colgada de una cuerda.

El inculpado primero fue arraigado, luego se expidió la orden de detención y después de varias diligencias en las que insistió en su inocencia se dictó sentencia condenatoria.- Rudesindo Ferráez García




Volver arriba