Policías ebrios

Usan la patrulla de Tahdziú como si fuera cantina

TAHDZIÚ.- El mal uso de vehículos oficiales sigue sin freno a pesar de las advertencias oficiales: policías municipales usaban un carropatrulla para consumir bebidas alcohólicas y fueron detenidos cuando ya estaban ebrios.

Tres elementos de la corporación municipal están bajo arresto en Mérida por ingerir bebidas embriagantes en el vehículo policiaco y en horas de trabajo.

La unidad oficial quedó a disposición de la Secretaria de Seguridad Pública.

La alcaldesa Victoria Yah Medina tendría que pagar una multa de $50,000 para recuperar la patrulla y liberar a los agentes.

La detención fue realizada el viernes a las siete de la noche, en la calle 10 con 17 de esta población.

Estuvo a cargo de elementos de la Secretaria de Seguridad Pública, quienes interceptaron a la unidad 1161 de la policía municipal con número de placas YR-03-085 de Yucatán.

Se detuvo a tres agentes que estaban a bordo en completo estado de ebriedad. Se encontraban uniformados y en hora de labores.

Cinco huyeron

En total habían ocho elementos en la patrulla, pero cinco se dieron a la fuga, huyendo por unos terrenos al divisar el vehículo de la policía estatal.

Tres de ellos no lograron huir, de modo que fueron detenidos y remitidos inmediatamente a Mérida.

Entre los detenidos se encuentran el comandante Candelario Chan May, el agente Santos Vera y un oficial más que también fue identificado con el apellido Vera.

La detención se realizó el viernes por la noche y apenas ayer se habría enterado la alcaldesa de lo ocurrido, cuando se requería la patrulla para realizar un traslado, que no se pudo realizar porque no estaban ni el comandante ni el vehículo, ya que habían sido trasladados a la ciudad de Mérida.

Según se averiguó en la misma población, el que les vendía cerveza de manera clandestina a los policías es Armando Yah Medina, hermano de la alcaldesa, quien es conocido en la población como el principal proveedor de bebidas alcohólicas.

El día de la detención los agentes debían de participar en los operativos de la policía coordinada que se hacen todos los fines de semana, pero no participaron por estar en estado de ebriedad.

Sólo una patrulla

Los mismos pobladores del municipio informaron que luego de que la policía terminó de escoltar el vía crucis, el comandante y varios de sus elementos comenzaron a ingerir bebidas alcohólicas. Ahora sólo quedó a disposición de la corporación policiaca de la comunidad la unidad 1175.

En Tahdziú, lo ocurrido está en boca de todos.

La ciudadanía comenta que no es la primera vez que las patrullas son utilizadas por los uniformados para embriagarse “con conocimiento de la misma alcaldesa”.- Megamedia




Volver arriba