Policía en corto

Policía en corto

Con base en estudios criminalísticos, la Fiscalía General determinó que la muerte de Jorge Abimerhi Quijano Acosta, registrada el viernes en San Lorenzo (Umán) fue un suicidio. El cuerpo, como publicamos, fue encontrado en una granja ubicada cerca de ese fraccionamiento. El cadáver presentaba dos disparos de escopeta, uno en el mentón que salió por una mejilla y otro en el tórax. Por problemas sentimentales había discutido con su esposa, por lo que el ahora occiso se fue a la parte trasera de la granja donde se disparó. Herido, aún de pie, se disparó de nuevo, en el tórax, herida que le causó la muerte. Los peritos basaron su dictamen en versiones obtenidas en el lugar de los hechos, de conocidos del occiso. También el la trayectoria de los disparos, las pruebas que determinaron que Quijano Acosta disparó arma de fuego, etcétera. El occiso habría expresado sus intenciones de matarse luego de discutir con su esposa por una relación sentimental del fallecido contra mujer. El cuerpo del occiso, de 57 años, se entregaría ayer en horas de la tarde.-

Presa por desobediente

La señora Priscila Yahaira Martínez Carrillo fue detenida porque impidió que su ex esposo, José Gabriel Miranda Magaña, viera a los hijos de ambos los fines de semana, como ordenó un juez Familiar. Hace 15 días se emitió la orden de detención contra la acusada, a partir de la denuncia que promovió el titular del Juzgado 3o. Familiar, Pedro Alfaro Gómez. Se atribuye a la detenida el delito de “desobediencia y resistencia de particulares”, ilícito que permite una fianza. Miranda Magaña informó a ese juzgado que su ex esposa no le permitía convivir con los niños de ambos. Ese tribunal advirtió del incumplimiento a la acusada, quien a su vez respondió que insistirá en su negativa. Priscila Martínez fue detenida por agentes ministeriales en la calle 46 con 57 de Francisco de Montejo y trasladada al reclusorio meridano. Por otro lado, hasta ayer continuaban “desaparecidos” varios colombianos aprehendidos por la SSP en unos departamentos de Itzimná. Se averiguó que los extranjeros ucupaban esos departamentos desde hace cuatro meses. En apariencia, tenían documentos para permanecer en el país. Otro colombiano habría acudido ayer a averiguar por sus compratriotas, según versiones obtenidas.-

Inocente, dice el juez

La señora Fanny Rodríguez Valencia fue declarada inocente del fraude que le atribuyeron hace dos años. El Juzgado 2o. Penal determinó que no hay prueba suficiente para condenarla por ese delito que denunció Engracia del Socorro Solís. Detenida en julio de hace dos años, la inculpada negó el fraude, pero señaló que recibió “un préstamo” que no pudo pagar por diversas circunstancias. A cambio del dinero que recibió firmó unos documentos que luego fueron utilizados como “recibos de anticipo” por la venta de una casa. Es decir, no se hizo ante notario alguna promesa de venta, aunque la denunciante expresa que entregó $400,000 por el inmueble. Luego, dijo, averiguó y se enteró que el predio, ubicado en la calle 52 entre 93 y 95 del Centro, no es propiedad de Fanny Valencia, como, asegura, le dijo la inculpada. El juzgado informó a la acusada que la sentencia le fue favorable y, por tanto, recuperaba su libertad. La detenido pudo haber pagado una fianza, sin embargo, no tenía dinero para tener acceso a ese beneficio.-




Volver arriba