Policía en corto

Debajo de la camioneta quedó la motocicleta de una mujer que fue arrollada

El Juzgado Primero de Control del Segundo Distrito Judicial con sede en Kanasín decretó sentencia condenatoria contra José R.H.K., por el delito de homicidio calificado y robo con violencia por los hechos registrados el 14 de septiembre de 2013 en el municipio de Tecoh. La sentencia del Tribunal de Juicio Oral se verificó este día luego de evaluar el caso en el que se le inculpa de privar de la vida al policía municipal Adalberto C.C., quien recibió un impacto de arma de fuego cuando intentaba evitar un robo. Tras la sentencia condenatoria, el imputado seguirá en prisión preventiva y será en breve cuando se conozca la sanción definitiva.

Lo libera un juez

Un juez del sistema oral liberó a un acusado de tener en su poder 125 gramos de mariguana, pero el detenido decidió “ponerse a disposición” del mismo juzgador a fin de que se continúe, en su caso, el juicio. La aprehensión la hicieron agentes de la SSP en Las Américas, el martes por la mañana. El juez Luis Solís Montero, en audiencia pública, determinó que no hubo motivo para la aprehensión. Los agentes de la SSP vieron “sospechoso” a Macario, de 30 años, quien “al ver a los agentes dio unos pasos atrás”, lo que llamó la atención a los agentes. “Le pedimos que nos mostrara qué llevaba en una mochila, sacó sus cosas y vimo un paquete de yerba seca, al parecer, mariguana”, fue parte del informe acusatorio. “Es algo natural tratar de que de que no te detengan”, fue parte del argumento del juez, quien señaló que ese no es motivo para realizar una aprehensión. “Se puede usted retirar”, le informaron al acusado, albañil y adicto a las drogas. Luego, el inculpado, por consejo de su defensor público determinó seguir en la sesión. El Ministerio Público le hizo los cargos graves por “suministro”, lo que tampoco se comprobó. En prolongada audiencia, el juez determinaría, a petición de la fiscalía adscrita al 2o. Juzgado Oral, las medidas preventivas, ya que Macario fue vinculado a proceso, pero no por delito grave, sino únicamente por “posesión simple”, delito que permite varios beneficios. El acusado declinó declarar.-

Hermanos en problemas

Tremendo susto se llevaron dos jóvenes hermanos que se vieron involucrados en un accidente cuando regresaban al trabajo después de almorzar y la camioneta en la que transitaban atropelló a una motociclista. “Estábamos yendo al taller, regresando de comer”, dijo Diego, el menor de los hermanos, quien estaba en la camioneta RAM 1500 placas YP-35-205. Tanto la moto Italika como la camioneta iban sobre la calle 25 de la colonia Amalia Solórzano; al llegar a la calle 14, la camioneta intentó dar vuelta a la izquierda, pero la moto iba rebasando y la arrastró unos metros. La motociclista tuvo fracturas y fue enviada a un hospital.-

A juicio por un edificio

El Juzgado 7o. Penal acordó someter a juicio a Mario Gutiérrez Cervantes, acusado de despojar de céntrica casa a varios integrantes de una familia. El inmueble está en la confluencia de las calles 56 y 61, donde funcionó el bar “El gato negro” y ahora se instalaron varias tiendas. Gutiérrez Cervantes negó haberse apoderado del inmueble ya que, expresó, desde 1950 el edificio está en posesión de sus abuelos y padres, quienes firmaron contratos de arrendamiento con los dueños. La queja la promovieron miembros de la familia Chami Urcelay y Roche Chami, quienes por medio de un representante legal expresaron que acudieron a la casa y la encontraron ocupada, sin autorización. Se aportaron documentos y alegatos a favor del detenido, pero se determinó la sujeción a proceso por “despojo de cosa inmueble”, delito que permite la fianza.-




Volver arriba