Policía en corto

“A esa joven ni la conozco, no sé por qué me acusa”, manifestó Héctor Manuel Gómez Chávez, acusado de cometer abusos deshonestos contra Noemí Guadalupe Pérez Cen. Los hechos fueron la noche del lunes en la San José Tecoh, cuando la quejosa dormía en su casa. “Sentí que alguien me tocaba”, indicó la denunciante en el Ministerio Público. “Desperté bien y vi que una persona salía corriendo. Avisé a mis familiares y a la policía”, siguió el relato. Más tarde fue detenido Gómez Chávez, quien en declaración que rindió en el Juzgado 1o. Penal negó los cargos. “Estaba en mi casa cuando me detuvieron, era la medianoche”, indicó y luego pidió que se le fijara una fianza. “No pasé por ese lugar, no la conozco, yo estaba en mi casa”, fue la insistencia del detenido, quien tiene su domicilio en la Emiliano Zapata Sur, colonia cercana a la San José Tecoh. Testigos vieron que salió “una persona con playera negra y short a cuadros”, lo que coincide con Gómez Chávez. Por otro lado, ayer se debió resolver la situación jurídica de Manuel Juárez Galera, acusado de violación por su esposa. El detenido, en el Juzgado 7o., niega los cargos, pero hay testigos que afirman que ocurrieron los hechos. Hubo versiones de que se acordará formal prisión por un delito que no permite fianza.-

Jorge Fernando Zapata Cen, Yarlin Antonio Toledo Ku y Guillermo Enrique Sánchez Tun, detenidos porque supuestamente lanzaron piedras contra un equipo de básquetbol en una cancha cerca del reclusorio meridano, negaron los cargos. La denuncia por ataques peligrosos cometidos en pandilla, corrupción de menores y lesiones la promovieron José Eduardo Kumán Itzá y Manuel Jesús Dzul Poot. Según los denunciantes, el pasado fin de semana jugaban en una cancha cercana al Cereso meridano cuando varios jóvenes llegaron preguntando por otro vecinos del rumbo. Nadie les dio información y les hicieron poco caso a sus preguntas. Molestos, los acusados lanzaron piedras y corrieron, pero fueron detenidos varios de ellos. Se les atribuye corrupción porque un menor estaría con ellos en el momento del ataque. “No sé nada, estaba en casa de un amigo, tomando unas cervezas cuando llegó la policía y nos detuvo”, expresó Sánchez Tun en el Juzgado 6o. Penal donde declaró en fase preparatoria. La corrupción de menores no permite la fianza. Los otros detenidos también negaron los cargos, con el argumento de que agentes de la SSP los detuvo en su casa, cuando sin permiso entró.-

Una aseguradora depositó póliza por $1.800,000 a favor de Iván Santiago Ricalde Pat, automovilista a quien se responsabiliza de fatal percance ocurrido en la vía Mérida-Progreso a fines de abril, en el fin de la Semana Santa, cuando el joven manejaba un automóvil en el que viajaban amigos suyos y una joven falleció y otros dos resultaron con heridas que merecieron hospitalización, como hasta la fecha. Los lesionados expresaron que el estallamiento de una llanta hizo que Ricalde Pat perdiera el control del vehículo y saliera del camino cuando bajaba un puente. El acusado, también hospitalizado, declinó declarar en fase preparatoria. Su defensa acudió ayer al Juzgado 7o. Penal y depositó, acompañado del representante de una aseguradora, la póliza que garantiza la posible reparación del daño causado. Se incluye en esa cantidad las heridas de una joven. Por tanto, al recuperarse de las heridas que sufrio, el acusado puede abandonar el hospital sin ser trasladado al reclusorio. El juicio lo seguirá en libertad.-

“No está, no están”, fue el comentario de familiares de la señora Ruth Patiño Martínez e hijo Adrián Oropeza Patiño, quienes ayer averiguaban del paradero de sus parientes en los juzgados penales. “Están desaparecidos, pero los detuvieron ayer”, fue otro comentario. Minutos antes la Fiscalía General comunicó la detención de madre e hijo previa orden que giró el Juzgado 4o. Penal. Sin embargo, en los distintos al que acudieron los familiares de los acusados no recibieron informes de los aprehendidos. Un reportero indagó en el Juzgado 4o., pero al final de la jornada tampoco se les había puesto a disposición de ese tribunal. El comunicado de la Fiscalía General indica que a los detenidos se les acusa de falsificar un documento a fin de no pagar $88,000 en un juicio mercantil. La denuncia la promovió Jorge Navarrete Fernández. Por otro lado, fue detenida Fanny María Alfaro Herrera, acusada de fraude con venta de terrenos por cuatro personas. Los quejosos son Adriana López Díaz, Mariela Salas Tec, María Benita Tec y José Esteban Aké Pech. En total reclaman la devolución de $120 mil por “compra” de predios en Santa Cruz Palomeque, al sur de la ciudad.-

El juzgado 2o. Penal impuso un año dos meses de prisión a Martín Gabriel Crespo González, acusado de zoofilia en Progreso. El sentenciado fue detenido en ese puerto a los pocos minutos de que atacó a un perro. También se le impuso multa de $3,500 y $750 más por reparación del daño causado ya que el animal fue muerto en una veterinaria porque las heridas le impedían seguir viviendo.-




Volver arriba