Policía en corto

Jorge Carlos Torres Cruz  se "escapó" a una fiesta y terminó detenido y juzgado

Jorge Carlos Torres Cruz “escapó” de su esposa, fue a una fiesta de cumpleaños de un amigo suyo donde se registró un pleito y terminó en prisión. Como estaba acompañado de un menor, se le atribuye corrupción de menores, delito que no permite fianza. “Estaba en mi casa, me escapé de mi esposa y me fui con mis amigos. No pensaba tardar, sólo iba a felicitar a uno que cumple años. Hubo un pleito en el que yo no intervine, vino la policía y a mí me detuvieron”, agregó en declaración que rindió en el Juzgado 6o. Penal. Los hechos fueron cerca de su casa en la colonia Vicente Solís la tarde del lunes. El detenido, como señaló, “estaba tranquilo” en su casa, pero tenía “pendiente” el cumpleaños de su amigo Luis Ángel, cuyos apellidos desconoce. “Sólo fui a saludarlo, había otros amigos, entre ellos Alondra”, continuó. Torres Cruz declaró que en un momento dado “una persona ensagrentada” se acercó al grupo, intentó hacer plática, pero se separó del desconocido. Al poco rato llegaron agentes de la SSP lo detuvieron y ahora lo acusan de corromper a un menor a quien habría dado cerveza o licor. “Lo conozco porque vive en el rumbo, pero no le di nada ni sé si tomó algo”, señaló el acusado.-

El cuerpo de uxoricida Gay Alberto Báez García fue entregado a sus parientes ayer en las primeras horas de la tarde. El fallecimiento sobrevino luego de varios días de agonía, a causa de las lesiones que Báez García se causó luego de matar a su esposa Karina de Jesús Echeverría Zapata, de 34 años. Legalmente el caso está cerca de su fin, sólo falta que el Juzgado 2o. Penal reciba un comunicado sobre el fallecimiento para cerrarlo. De haber algunos bienes incautados a raíz del crimen y suicidio, éstos se entregarán a los familiares de los occisos. Dos casos similares se han registrado en la ciudad en menos de seis meses, el anterior, en la Mulsay, cuando Roberto Glem Ruiz Rivera ultimó a su ex amasia Paola Noemí León López, a mediados de diciembre.-

“Por la Santa Cruz”

“Estaba con unos amigos tomando las dos cervezas que nos quedaron del festejo por la Santa Cruz, no soy clandestino”, manifestó el albañil Gabino Tun Pech. Fue detenido en la Plan de Ayala Sur II, cuando, según la SSP, vendía cerveza la mañana del domingo. Otras personas, supuestos compradores, fueron detenidos, pero liberados porque su conducta no está castigada. Sin embargo, Tun Pech afirma que las personas que estaban con él son sus compañeros de trabajo con quienes ingirió “caguamas” con motivo de la Santa Cruz, el sábado por la tarde. “Quedaron dos cervezas, esas estábamos tomando en la mañana en mi casa, cuando la policía nos detuvo”, agregó en el Juzgado 8o. Penal. Otro caso de venta clandestina se registró en el Juzgado 7o., donde agentes de la SSP se carearon con Doris Raquel Pool Pech. “Está en mi informe”, dijo una y otra vez el policía que supuestamente presenció la venta ilegal de cerveza. A numerosas preguntas respondió con la misma frase en su afán de no caer en contradicciones. La detenida tiene derecho a una fianza, pero carece de dinero.-




Volver arriba