Policía en corto

Policía en corto

Paramédicos atienden sobre una camioneta a Luis Enrique Sandoval Moreno, luego de que su moto derrapó y terminó debajo de un camión

En jaque por ola de robos
Una ola de robos azota desde hace unas semanas diversos rumbos de la comisaría de Cholul; hasta el momento se contabilizan 15 robos a predios. Al parecer los ladrones se transportan en un Chevy negro. Los robos van desde artículos de jardinería, plantas y adornos hasta equipos de cómputo, aparatos eléctricos, dinero y alhajas, incluso una motocicleta y dos bicicletas. Los hurtos ocurren durante la tarde y noche, por lo cual se pidió mayor vigilancia a las autoridades, “porque el patrullaje es escaso”. Los robos se iniciaron a mediados de febrero en predios ubicados en el Norte de la zona centro de la comisaría. Primero fueron adornos, tanques de gas y tubería de cobre. Luego esa misma semana se registraron otros dos robos en la zona centro, pero en la zona Poniente. Se robaron una bicicleta, tubería y forzaron la ventana de un predio donde se robaron artículos eléctricos, alhajas y otras pertenencias. Se dio aviso a la SSP, por lo cual se instaló un reten en el centro de la población, sin embargo, no hubo patrullaje. A la siguiente semana se registraron otros robos en la comunidad. El comisario municipal indicó que ya hay temor entre la población por esta ola de robos. Cholul, se ubica a menos de cinco kilómetros de Mérida, por lo cual es una de las comisarías más grandes de Mérida. Se explicó que la vigilancia es escasa debido a que los patrullajes no son frecuentes como se quisiera. La SSP, explicó que en Cholul, se tiene asignada para la vigilancia dos unidades, además se tiene un punto de revisión ubicado en el centro de la población. Y sobre la carretera Mérida-Motul, se tiene un puesto de revisión fijo y raíz de los reportes de robo se reforzó la vigilancia en ese lugar.— David Chan Caamal

Sintieron cerca la muerte
Dos jóvenes estuvieron a punto de morir cuando la motocicleta en la que viajaban fue aplastada por un camión urbano de Circuito Colonias. El vehículo quedó debajo de la pesada unidad, a unos cuantos centímetros quedaron los cuerpos de ambos motociclistas Tras el accidente el chofer del camión cerró las puertas del autobús, recogió el dinero que había cobrado y huyó. “Nos dijo que iba a hablar por teléfono y no regresó, creo que aún estaba tomado porque tenía un fuerte olor a alcohol y los ojos rojos”, indicó Ruth González, una de las vecinas. De acuerdo con los datos aportados en el lugar, la motocicleta placas 6-GRC-7, manejada por Luis Enrique Sandoval Moreno, transitaba de Sur a Norte sobre la calle 64. Sandoval Moreno relató a la policía que al llegar a la esquina de las calles 89 y 81 rebasó unos vehículos estacionados, pero de frente iba un camión de pasajeros cuyo chofer no redujo la velocidad. Para no chocar de frente con el autobús el joven maniobró, pero perdió el control de la motocicleta y derrapó. Fue aplastada por el autobús placas 801243-Y, que la arrastró 20 metros. Sandoval Moreno y su acompañante Irvin Tziu Xool resultaron heridos, este último de mayor gravedad, porque sufrió golpes en la cabeza y fue trasladado al “Ignacio García Téllez”, del IMSS, por una ambulancia de la Cruz Roja. Se indicó que lo que les salvó la vida fue que las llantas de la moto fueron las que se incrustaron en el camión. Sandoval Moreno, fue atendido por paramédicos en la cama de una camioneta, resultó policontundido. Quedó en calidad de detenido. En el autobús se encontró un permiso de la Dirección de Transporte a nombre de David Alfonso Sarabia Lugo. Para las labores se tuvo que cerrar uno de los carriles de la vía lo que ocasionó algunos problemas de vialidad.— David Chan Caamal

Atropella a un joven
Juan Alberto Chel Chel, de 27 años, fue atropellado ayer en la mañana en la vía Mérida-Sisal, a las 7:30 de la mañana en el kilómetro uno de la vía, a la entrada de Ciudad Caucel. Chel Chel sufrió esguince cervical, probable fractura de costillas y golpes en la columna; luego de estabilizarlo, socorristas lo trasladaron al hospital Agustín O’Horán. El guiador del Tsuru alegó una y otra vez a los agentes que no había tenido la culpa. “El salió de manera intempestiva, no pudo evitar golpearlo”, indicó. De acuerdo con los datos aportados en el lugar, el Tsuru placas ZAE-9137, manejado por Alfredo Gómez Solis, transitaba de Oriente a Poniente sobre esa vía. Iba de Mérida hacia a Sisal. Al llegar al entronque con el Fracc. Ciudad Caucel, su vehículo golpeo a Chel Chel, quien intentaba cruzar la peligrosa vía. El vehículo lo atropelló. Por la velocidad y la fuerza del impacto, fue aventado unos cinco metros. Al lugar arribó la ambulancia Y-10 de la SSP, cuyos paramédicos auxiliaron al lesionado. Luego de estabilizarlo lo trasladaron al hospital O’Horán. De acuerdo con datos de la Policía Federal, es el octavo accidente con heridos que se registra en lo que va del año en ese lugar. “Según las estadísticas es la vía más peligrosa, ya superó a la Mérida Progreso”, indicaron los oficiales. El guiador del auto fue detenido para el deslinde de responsabilidades. Chel Chel, labora como albañil en una obra ubicada a escasos metros del lugar, por lo cual llegaron varios de sus compañeros. Según, algunas versiones, como ya se le había hecho tarde para entrar a su trabajo, intentó cruzar la arteria lo que ocasionó el accidente, sin embargo, otras señalaron que el auto invadió la vía de acotamiento lo que ocasionó que atropellara al peatón. Peritos de la Policía Federal, determinarían la responsabilidad debido a que el auto iba a exceso de velocidad y al parecer invadió la vía de acotamiento.— David Chan Caamal




Volver arriba