Policía en corto

Policía en corto

Durante un juicio oral celebrado en Umán, el juez de Control con sede en esa ciudad condenó a 12 años y tres meses de prisión a Robert Alberto García Dzul o Roberto Alberto García Dzul, alias “Curi” o “Chuy”, por la violación equiparada a una discapacitada. Además le impuso una multa de $16,879.50, equivalente a 275 días de salario mínimo vigente al momento en que ocurrieron los hechos y, en caso de no poder pagar, 137 jornadas de trabajo ó 550 días adicionales de reclusión. Asimismo, lo condenó al pago de $8,000 en reparación del daño a su víctima y al pago del tratamiento psicológico para la mamá; el monto no fue cuantificado en el juicio oral, pero se podrá hacer en etapa de ejecución de sentencia. El juez le prohibió, además, acercarse a la víctima por tres años a partir de que obtenga su libertad y le suspendió sus derechos políticos electorales. Purgará la condena en el Cereso de Mérida; ayer quedó recluido. De acuerdo con las investigaciones que dieron pie a la sentencia, el 24 de diciembre del año pasado García Dzul se introdujo al predio de la afectada, en la localidad de Cacao, comisaría de Abalá. Ahí estaba sólo la muchacha, quien tiene retraso mental, lo que aprovechó el imputado para abusar sexualmente de ella. Un menor, vecino de la afectada, se percató desde la ventana de su domicilio que García Dzul ingresó al predio de la agraviada y cerró la puerta. El menor intentó ingresar al predio, pero la puerta se encontraba atorada. Finalmente, logró abrir y descubrió que el sentenciado abusaba sexualmente de su vecina. Entonces pidió ayuda a sus vecinos, quienes dieron aviso a la policía y luego de una breve operación se logró la captura del sujeto.-

Cuatro detenidos

Previa orden que giró el Juzgado 1o. Penal cuatro personas fueron detenidas por distintos delitos. Los abuelos Carlos H.C. y María de Los Ángeles P.B., de Motul, fueron aprehendidos porque no devuelven a un nieto suyo. El padre del menor, hijo de los acusados, falleció y la madre reclama la patria potestad. Fue aprehendida Rita L.V.M., acusada de vender una casa que no es suya, como denunció Marbella P.D., quien reclama $182,000. La casa es de su esposo. A ese mismo juzgado fue puesto a disposición Emanuel E., señalado como quien robó en una empresa para la que laboraba. Excepto Rita V., los demás declararán hoy en fase preparatoria.-

Niña en riesgo

“La señora llegaba tarde a la casa, yo le conocí cuando menos cuatro parejas en poco tiempo”, expresó Noelia Noemí A.C., joven que tuvo bajo su cuidado una niña que fue ultrajada. “No creo que sea ese señor (Florentino D.C., su tío), ya que para entrar se necesita llave”, agregó en comparecencia en el Juzgado 2o. Penal. “La niña nunca estaba sola, yo me quedaba con ella, hasta que su mamá llegaba por las noches o madrugada”, fue otra parte del relato. Señaló que cuando la madre de la niña llegaba, ella se retiraba. Conoció a “cuatro parejas” de la denunciante que se quedaban en la casa con la niña. La comparecencia fue en el plazo ampliado para que sea defina la situación jurídica de Florentino D.C. Ese juzgado rechazó un careo entre la niñera y la denunciante, y entre la primera y la menor.-




Volver arriba