Piden la pena máxima

Piden la pena máxima

Millonario contrato de Pemex habría sido el móvil

Hoy se espera la vinculación de los dos presuntos homicidas del psiquiatra Felipe Triay Peniche, durante la diligencia que se realizará por la mañana en los juzgados de oralidad.

Familiares y amigos pidieron que los jueces los vinculen a proceso y les impongan la pena máxima de castigo por al artero crimen.

Asimismo, se averiguó que el móvil del crimen fue un contrato de poco más de 3.000,000 de pesos que el ahora occiso recibiría de Pemex para prestar la atención a sus empleados.

El contrato originalmente la empresa se lo otorgaría al doctor Enrique Lara González. Sin embargo, a última hora la misma empresa decidió rectificar y se lo daría al doctor Triay Peniche.

Se cree que ese fue el motivo por el cual el acusado planeó la muerte del psiquiatra, con quien tenía una estrecha relación laboral.

Días antes, Lara González había planeado el crimen junto con Pablo Santos García Gutiérrez, psiquiatra suplente en el IMSS -no jefe de ese servicio, como publicamos ayer-, con quien el fallecido tenía problemas de índole sentimental, ya que antes la novia de Triay Peniche era pretendida por García.

De acuerdo con las investigaciones, Lara González habría sido el autor intelectual del homicidio, presuntamente fue quien planeó la muerte del psiquiatra.

El que concretó el homicidio fue García Gutiérrez, quien le habría propinado las 22 puñaladas que le causaron la muerte.

Hoy por la mañana se espera que ambos sean vinculados por el homicidio del psiquiatra. La Fiscalía solicitó la pena máxima en el estado: 40 años de prisión.

Tras el crimen en el departamento de García Gutiérrez, en la colonia García Ginerés, planearon la manera de deshacerse del cadáver.

Sin embargo, no tomaron en cuenta los sistemas de monitoreo por medio de las cámaras de vigilancia que hay en prácticamente todos los rumbos de la ciudad.

El sistema de televigilancia siguió el trayecto de la camioneta hasta que la dejaron abandonada junto con el cuerpo en el estacionamiento de un centro comercial de Ciudad Caucel.

Como informamos en su momento, Triay Peniche desapareció el viernes 15 de agosto luego de una cena.

La desaparición fue denunciada el lunes 18.

Dos días más tarde su cadáver apareció. Las declaraciones de familiares y amigos fueron clave para resolver el crimen.

El cateo realizado a la casa de García Gutiérrez aportó pruebas, las cuales se encuentran en la carpeta de investigación en poder del juez de Control, como pruebas de dactiloscopia y forenses, entre otras.- David Chan Caamal

Ante un juez | Caso Triay Peniche

La Fiscalía aseguró que se actúa con respeto a los derechos humanos.

Protesta

Ayer a las 2:20 de la tarde un grupo de personas, encabezado por la esposa del doctor Enrique Lara González, realizó una protesta a las puertas del Palacio de Gobierno para pedir su liberación, de lo que informamos en nota aparte.

Sufrimiento

En una de las pancartas se podía leer: “Son dos familias las que están llorando a sus familiares”.

Hubo pruebas

La manifestación concluyó cerca de las cuatro de la tarde. La Fiscalía informó que la detención de Lara González fue previa orden de aprehensión del juez, resultado de las pruebas aportadas a éste.

Etiquetas: