Paramédicos de la PMM, ángeles guardianes de meridanos

1 / 4


Paramédicos de la PMM, ángeles guardianes de meridanos.- Imagen de cortesía
Paramédicos de la PMM, ángeles guardianes de meridanos.- Imagen de cortesía
Paramédicos de la PMM, ángeles guardianes de meridanos.- Imagen de cortesía
Paramédicos de la PMM, ángeles guardianes de meridanos.- Imagen de cortesía


Son personas con gran amor por el prójimo, en su labor diaria apoyan a enfermos, a adultos mayores y a víctimas de accidentes: se trata de los paramédicos de la Policía Municipal de Mérida.

Son siete los guardianes que día a día prestan atención oportuna y de calidad a los meridanos mediante los Servicios Paramédicos de la Policía Municipal de Mérida.

Víctor Manuel Soberanis Cauich, responsable del Área de Servicios Paramédicos, manifestó que la asistencia que se brinda por medio de este programa tiene como finalidad prestar el servicio de manera oportuna, en el menor tiempo posible.

—No somos superhombres, sólo somos personas dispuestas a servir… estamos capacitados para llegar a la escena, rescatar y salvar vidas y, en su caso, trasladar a los lesionados al hospital, donde puedan lograr su recuperación —dijo.

El ser paramédico de la Policía Municipal de Mérida no es tarea fácil, ya que hay un proceso por el cual tenemos que pasar todos, expresó.

—Los que ahora estamos como paramédicos en la corporación, somos personas que primero estudiamos por un año la carrera técnica en urgencias médicas que se imparte en la Cruz Roja, y cada dos años nos recertificamos tomando diferentes cursos, como reanimación cardiopulmonar, traumatología o congreso de oficiales de sanidad —indicó.

Soberanis Cauich detalló que entre las urgencias más recurrentes que atienden, están el de personas con hipertensión, diabetes y problemas cardiacos, así como caídas, automovilistas lesionados en choques, y atropellados.

—En promedio atendemos diariamente de dos a siete personas; pero en ocasiones hemos auxiliado, en tan solo un día, a 25 lesionados. El tiempo de respuesta es de 5 minutos en promedio y, en ocasiones, menos —expresó.

Los días en los que hay menos reportes de auxilio son los festivos, como el 25 de diciembre y 1 de enero, mientras que en la temporada de calor es cuando se requiere más del servicio.

—Durante los meses de abril y mayo es cuando tenemos un ligero repunte en la prestación del servicio, ya que se registran más casos de personas a las que se les baja la presión o sufren de golpes de calor —agregó el paramédico.

Durante la temporada vacacional, continuó el entrevistado, los socorristas trabajan en coordinación con la policía turística municipal para atender a visitantes extranjeros que requieran del servicio.

El radio de atención de los paramédicos de la Policía Municipal abarca el primer cuadro de la ciudad, que va de la calle 47 a la 71, hacia el sur, y la calle 72 hasta la 50 hacia el oriente, pero en ocasiones se ha brindado el servicio en sectores aledaños.

Los siete paramédicos y cuatro choferes con los que cuenta la Policía Municipal se trasladan en tres motocicletas, que permiten un acceso más ágil en su zona de influencia, y una ambulancia, que sirve para el traslado de lesionados al hospital.

El número para llamadas de emergencia es 9-42-00-60. El área de Servicios Paramédicos pide a la población que no utilice ese número para bromas o llamadas falsas, ya que en ese momento se puede requerir un servicio real.

COMUNICADO DE PRENSA




Volver arriba