Nueva revisión a casinos en Mérida

Clausuran uno de los negocios en Plaza Galerías

Winpot fue uno de los negocios visitados ayer para revisión federal

Por tercera ocasión en menos de dos semanas, ayer agentes del Servicio de Administración Tributaria, de la Dirección de Juegos y Sorteos de la Secretaría de Gobernación Federal y de la Marina realizaron operativos simultáneos en tres casinos de Mérida.

A la par y para evitar los operativos federales, los gerentes de los otros nueve establecimientos en la ciudad cerraron sus negocios.

Por las redes sociales Twitter y Facebook, así como con carteles en las puertas de los negocios avisaron a los clientes que los establecimientos estarían cerrados por remodelación hasta nuevo aviso.

Casinolife, Megajakpot y Winpot fueron los establecimientos revisados por las fuerzas federales ayer.

Las revisiones comenzaron al mediodía de manera simultánea. A las puertas de los negocios se encontraban efectivos de la Marina custodiando el lugar.

Durante la operación de ayer se clausuró CasinoLife, de Plaza Galerías. Según fuentes de la Secretaría de Gobernación, desde la revisión realizada la semana pasada hallaron anomalías, por lo cual ayer, como no realizaron los trámites para subsanarlas, se procedió a su clausura.

Lo mismo se haría contra Golden, Crown City, Megajackpot y la Cima. Se les impondría cuantiosa multa.

Es el segundo casino que cierran las autoridades federales, antes fue el Circus.

De acuerdo con la página de la Segob, las multas contra casinos pueden llegar hasta a un millón de pesos. En Mérida operan 12 establecimientos, de los cuales nueve cerraron ayer, según los gerentes, por remodelación; la realidad es que fue para evitar las inspecciones federales.

Las operaciones se realizan en todo el país luego de que se encontró que varios negocios operaban sin autorización de la Dirección de Juegos y Sorteos de la Segob, con lo cual no pagaban impuestos. En el estado las verificaciones seguirían y en caso de encontrar anomalías se procedería a la clausura y a una fuerte sanción económica.”No hay cacería de brujas, lo que se pretende es que se cumpla la ley”, indicaron funcionarios federales durante la clausura del Casinolife. Guardias de seguridad trataron de evitar que los medios de comunicación dieran cuenta del operativo.- D.Ch.C.




Volver arriba