Notas de policía

José Enrique Caamal Uc o Caamal Escamilla fue detenido porque presuntamente sostuvo relaciones con una quinceañera a quien prometió matrimonio, pero no le cumplió. Empleado del Registro Público de la Propiedad, el acusado negó los cargos: “No soy la persona a quien acusan y no tuve nada que ver con esa muchacha”. Dijo que sus apellidos son Caamal Uc y no Caamal Escamilla como lo denunciaron. Conoce a la quinceañera porque acompaña a su madre a esa dependencia. “Sé que tiene problemas, lo supe por su hermana, pero nunca tuve algo con ella”, insistió en el Juzgado 8o. Penal. Acusado de estupro y corrupción de menores, el inculpado no tiene derecho a fianza. La menor, acompañada de su madre, relató que la “enamoraron” por el acusado, la llevaron a varios moteles ubicados en la Jacinto Canek con Periférico donde sostuvieron relaciones con la promesa de futura boda. Detalló que “cada día ocho”, desde octubre, acuden a algún sitio para sostener relaciones, como “aniversario”. La menor participó en varias diligencias, incluso en los moteles donde acudió con Caamal Uc o Caamal Escamilla, quien no tiene derecho a una fianza. El detenido, quien es casado y tiene un hijo, pidió le acepten pruebas antes de que se defina su situación jurídica.-

Ricardo Alejandro Ontiveros Pech y Carlos Manuel Sosa Pech, de la Lázaro Cárdenas, no admitieron el robo de diversos objetos en un automóvil estacionado. El primero dijo que desconoce el hurto, ya que estaba en su casa cuando llegó un policía y le dijo: “Ven acá, güero, quiero platicar contigo”. “Luego, me subieron a una patrulla y me trajeron aquí (al Cereso, a disposición del Juzgado 1o. Penal)”, manifestó Ontiveros Pech. Por su parte, Sosa Pech declinó declarar sobre los hechos. Dijo a su defensa que no deseaba declarar. La denuncia la promovió Manuel Osorio Vela, quien manifestó que le robaron “hasta los tapetes” de su automóvil. Se registraron otros robos en los juzgados.-

Un tráiler cargado con 30 toneladas de cajas de cartón volcó ayer a las 5 de la mañana en la bajada del puente de Campeche en el entronque con el Periférico de Mérida, ubicado en el kilómetro 3 de la vía. El accidente generó el cierre durante varias horas de ese cruce para las maniobras primero de descarga y luego para el rescate de la pesada unidad. Además para evitar otros accidentes, debido a que a lo largo de poco más de 30 metros la carretera quedó impregnada con diesel. Los tragahumos tuvieron que rociar con aserrín la vía. Al lugar arribaron bomberos y varias patrullas de la SSP, así como tres grúas para realizar las labores de rescate del vehículo. Por el impacto, el vehículo tiró el muro de contención metálico que recién se había colocado por los trabajos de reparación del puente. De acuerdo con los datos el accidente ocurrió alrededor de las 5 de la mañana de ayer. El tráiler placas 389-DR-3, manejado por Manuel Sánchez Cruz, transitaba sobre el puente de Campeche, al bajar para incorporarse al kilómetro 3 del Periférico de Mérida. Dormitó al volante lo que ocasionó que perdiera el control del volante. El vehículo chocó contra el muró de contención metálico recién colocado. Por la fuerza del impacto, el tráiler volcó sobre su costado izquierdo. El vehículo se arrastró unos 20 metros sobre el pavimento por lo cual quedó atravesado en la vía. Bomberos y varias patrullas llegaron para auxiliar. Los agentes tuvieron que cerrar la bajada del puente con incorporación al periférico para evitar accidentes y para las maniobras de descarga y rescate. El accidente, al igual generó empleo para tres cargadores, los cuales fueron contratados para el descargue y traslado del cartón a otro vehículo. Alrededor del mediodía, la vía se abrió de nuevo a la circulación. Los daños, se estimaron en cerca de 300,000 pesos entre los daños al vehículo, al muro de contención y al pavimento. El chofer, salió prácticamente ileso, debido a que traía puesto el cinturón de seguridad.-

Una camioneta cargada con tonelada y media de sardina procedente de Celestún chocó ayer en la mañana, en la carretera Mérida-Sisal, a la entrada de Ciudad Caucel, en Mérida. A pesar del fuerte impacto no se registraron heridos porque los guiadores y sus acompañantes llevaban puesto el cinturón de seguridad. De acuerdo con los datos, el accidente ocurrió en el kilómetro uno de la carretera Mérida-Sisal. Los involucrados fueron una camioneta Frontier último modelo y una camioneta estaquitas equipada con cuarto de refrigeración modelo 2012 propiedad de la cooperativa “Cayó Arenas”. La camioneta Frontier placas YR-02133, manejada por Héctor Leonardo Uscanga Herrera, transitaba de Norte a Sur sobre la calle 70 de Ciudad Caucel. Al llegar el entronque con la carretera Mérida-Sisal, le obstruyó la visibilidad un vehículo que se incorporó a la citada vía. Se confió y cruzó, sin embargo, justo en ese momento sobre la carretera a Sisal, transitaba de Poniente a Oriente, la camioneta Estaquitas placas YP-90379, manejada por Baltazar Novelo Chac. La estaquitas, se estrelló contra el costado trasero del lado derecho de la Frontier. Por la fuerza del impacto, ambos guiadores perdieron el control de los vehículos, atravesaron la vía y se salieron de la carretera. La estaquitas quedó con una de la llanta delantera del costado izquierda suspendida en el aire, debido a que quedó sobre un montículo de piedras. Novelo Chac, relató que se dirigían a Progreso, para realizar la entrega de 1.5 toneladas de sardina. Se tuvo que utilizar otro vehículo con cuarto de refrigeración para evitar que el producto se eche a perder. Uscanga Herrera, indicó que el otro vehículo le obstruyó la visibilidad por completo. Las aseguradoras llegaron a un arreglo sobre los daños.-

El robo de un portafolio en las inmediaciones del Parque del Centenario en Mérida generó amplía movilización de agentes de la Secretaría de Seguridad Pública, lo que derivó en la detención de dos sujetos. Los detenidos fueron localizados en la calle 84 con 59 del centro, cuando huían con el portafolio y fueron trasladados al edificio de la SSP, donde serían turnados a la Fiscalía por robo calificado. Los hechos ocurrieron a las 7:30 de la mañana a las puertas del Parque del Centenario. Los ladrones se acercaron al dueño de la maleta, uno de ellos le hizo plática y en un momento dado el otro sujeto lo empujó por la espalda y le arrebató la maleta. Tras el hurto se dieron a la fuga corriendo. El afectado dio aviso a la Policía, en minutos arribaron varias patrullas de la SSP, quienes con las características de los ladrones y de la maleta, iniciaron una operación de búsqueda. Se movilizaron alrededor de 6 patrullas para buscar a los ladrones. Se retuvo a varios sospechosos, hasta que en la calle 84 con 59, fueron ubicados cuando caminaban. Al ver a las patrullas comenzaron a huir corriendo lo que los delató. Los agentes los persiguieron hasta que lograron darles alcance y detenerlos. Al ser revisados se les encontró la maleta, la cual no tenía dinero, únicamente documentos personales. De acuerdo con la Policía, los sujetos tienen las mismas descripciones de las personas que habían estando robado en las inmediaciones del Parque de la Paz y del Hospital O’Horán. “Hemos recibido varias denuncias por robos en las últimas semanas en esta zona”, indicaron los agentes. Los detenidos fueron turnados a la Fiscalía, acusados de robo calificado. La detención generó expectación entre automovilistas y peatones. Algunos intentaron defender a los detenidos, debido a que como tenían aspecto de menesterosos, pensaron que por esa razón los estaba llevando la policía, al informar que era por robo cesaron los comentarios.-

Sorprendidos con drogaLa madrugada de ayer, agentes de la Secretaría de Seguridad Pública detuvieron a Miguel Jesús Echeverría Peniche de 23 años de edad en la calle 66 con 66 Diagonal, de la colonia San Antonio Kaua, al Sur de la ciudad, que tenía en su poder 127 envoltorios y una bolsa de mariguana, además de seis piedras de crack. Según el informe policial, Los agentes se encontraban haciendo su labor de vigilancia en ese sector, al pasar por la calle 66, vieron a Echeverría Peniche, quien al darse cuenta de la presencia policiaca se echó a correr, los policías lo siguieron y lo detuvieron. Al revisar sus pertenencias, le encontraron en una mochila que llevaba, la droga, al cuestionarlo, dijo dedicarse al narcomenudeo y que esperaba clientes en ese lugar. El detenido fue trasladado al edificio de la corporación policiaca, para después remitirlo a la Fiscalía General del Estado, según sus antecedentes, el sujeto ha ingresado al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Mérida en dos ocasiones por delitos contra la salud y una más por lesiones cometidos en pandilla.- Ernesto Pinzón Franco




Volver arriba