Notas de policía

Carlos Javier Koyoc Uc, detenido por participar en la sustracción de una menor

 

Sin pruebas de un robo
Leydi Rubí Canul Canul, acusada de apoderarse de cerca de $40,000 en Pinturas Diamante, obtuvo el amparo de la Justicia Federal: no hay pruebas que demuestren el robo. La inculpada era jefa de un área de cobro de esa empresa. Al saber de la acusación en su contra, solicitó amparo, pagó una fianza y no fue detenida como ordenó el Juzgado 1o. Penal. Ese juzgado ordenó someterla a juicio a pesar de que la inculpada negó los cargos y dijo que no tenía a su cargo el manejo del dinero que le reclaman. Pidió amparo y el Juzgado 3o. de Distrito se lo concedió “liso y llano”, porque no hay pruebas que demuestren que ella cometió el robo. Se esperará el plazo que fija la ley para que el amparo cause sus efectos.— Rudesindo Ferráez García

Insiste en su inocencia
“No estoy de acuerdo, sólo fui a llevar a esa señora sin saber qué iba a hacer”, dijo Carlos Javier Koyoc Uc, acusado de participar en la sustracción de una menor. Los hechos fueron a mediados de diciembre, cuando el inculpado, Tania Valencia Martínez y Leydi Celeste Tovilla Damián acudieron a una escuela e intentaron llevarse a una niña cuyos padres están en conflictos. El denunciante es Reyes Emanuel Estrella Herrera, quien tiene la custodia de la menor. Tania Valencia acudió a ver a la niña, le ofreció un obsequio y cuando ésta se acercó la levantó y subió a un automóvil manejado por Koyoc Uc. Todos fueron detenidos, niegan parcialmente los cargos, pero fueron declarados formalmente presos. Las dos mujeres pagaron una fianza, pero Koyoc Uc no tiene los $32,000 que le fijaron. Cuando fue notificado de la formal prisión insistió en su inocencia.— Rudesindo Ferráez G.

Padrón confiable
“Yucatán es uno de los estados del país con el mayor número de vehículos recuperados, que tenían reporte de robo”, informó el comandante Luis Felipe Saidén Ojeda, secretario de Seguridad Pública. “De 2008 a la fecha se han recuperado 978 vehículos con reporte de robo en otras partes del país, como Quintana Roo, Campeche, Puebla, Distrito Federal, Veracruz, Chiapas y Tabasco, entre otras entidades”. Saidén Ojeda indicó que esto es gracias a los filtros de seguridad en los trámites de reemplacamiento o cambio de propietario. Detalló que el padrón vehicular de la entidad es una de las más seguras y confiables del país. “Al hacer el trámite se verifican de manera minuciosa documentos, placas, número de motor y serie del vehícu- lo. Se verifica en el sistema Plataforma México para descartar que el vehículo tenga reporte de robo. En 2008, se recuperaron 46 vehículos; en 2009 la cifra aumentó a 203; en 2010, 258; en 2011, 221; en 2012, 135, y en 2013 fueron 115. Tras la detección, se turna al jurídico de la Secretaría, que a su vez lo pone a disposición del Ministerio Público para su investigación”. Además indicó que el padrón sirve a la corporación para tener ubicados a los vehículos foráneos que se encuentran en la entidad. En la actualidad hay unos 40,000 vehículos foráneos transitando en el estado, el 80% en Mérida. Explicó que con el Centro de Seguridad se agilizarán los trámites que ofrece la dependencia a su cargo. Actualmente hay 15 ventanillas; en el nuevo, tendrán 40, además de zona de espera, isla de servicios y mayor número de personas para las pruebas teóricas y prácticas, en el caso de licencias.— David Chan Caamal

TEKAX
Compraron cable robado
La Policía Municipal decomisó cable robado en el negocio “Centro de Metales”, que está en la calle 55 entre 26 y 28 de la colonia Yokchenkax, y detuvo al encargado, Buenaventura Díaz Ortegón, vecino de la colonia Chumchucum, y a su empleado Daniel Cauich León. quien compró el cable. El decomiso se dio luego de que un agente municipal dio aviso de que algo raro pasaba en ese negocio donde se compra chatarra, aluminio, plásticos y cobre, entre otras cosas. Al lugar llegaron los agentes policíacos, al mando del comandante Raúl Basulto, y cerraron la calle; le preguntaron a Díaz Ortegón si alguien había llegado a vender cable y él lo negó; al preguntarle a Cauich León respondió: “Yo hice la compra”, y al preguntarle dónde lo tenía dijo: “En una bodega”. En la bodega encontraron siete kilos de cable que se presume fue robado de una avenida.— Arnulfo Peraza Rodríguez




Volver arriba