No ve el alto y se impacta

No ve el alto y se impacta

Una guiadora y su hijo resultan con lesiones leves

Por no respetar una señal de alto de disco, la guiadora del Aveo blanco, que viajaba con su hijo, ocasionó ayer un aparatoso accidente

Dos autos compactos protagonizaron un aparatoso accidente de tránsito la mañana de ayer en la calle 65-A con 90 del centro de Mérida, en el que por fortuna no hubo heridos, sólo daños materiales.

La guiadora responsable pasó apuros debido a que la puerta del chofer se atoró por el impacto, por lo cual fue auxiliada para salir por la puerta trasera.

De acuerdo con los datos, el accidente ocurrió a las 8 de la mañana de ayer.

El Aveo placas ZAR-67-35 transitaba de Poniente a Oriente sobre la calle 65-A y al llegar a la calle 90 el guiador no vio el alto de disco y cruzó.

Justo en ese momento, sobre la calle 90, transitaba con preferencia, de Norte a Sur, el Volkswagen Lupo placas ZAL-18-15, manejado por Guadalupe Cauich Ku.

El Lupo se estrelló con un costado del Aveo, que, por la fuerza del impacto, fue arrastrado unos metros.

En el interior de este último vehículo la guiadora y su hijo, de unos cinco años de edad, resultaron con un gran susto y golpes leves.

La angustia creció debido a que la puerta del lado del chofer se atoró. La guiadora fue auxiliada para salir por la puerta trasera.

El percance ocasionó un caos vial debido a que los vehículos quedaron en medio de la vía, tapando el paso.

Testigos indicaron que la guiadora del Aveo intentó ganarle el paso al otro vehículo, lo que ocasionó el accidente.

Según los vecinos, en ese cruce ocurren accidentes con mucha frecuencia debido a que los vehículos estacionados en la esquina obstruyen la visibilidad.

Las aseguradoras llegaron a un arreglo económico.- David Chan Caamal




Volver arriba