“No sé por qué vine por acá”

Agreden a mujer de 65 años en un intento de asalto

1 / 3


La atención de una mujer de 65 años que fue lesionada en un intento de asalto en calles del Centro Histórico. La señora se resistía a acudir con los policías para poner una denuncia contra su atacante; finalmente acudió


“No sé porque vine por acá, siempre me voy por la otra calle” se lamentó entre llantos Yolanda de Jesús Castillo quien ayer sufrió un intento de asalto al salir del mercado “Lucas de Galvez”.

La afectada de 65 años quien dijo vivir en Francisco de Montejo, se dirigía al paradero de su camión cuando fue sorprendida por una pareja que la agredió para intentar quitarle su bolsa.

“Vi que estaban forcejeando pero pensé que era un pleito de pareja, por eso no me acerque al principio”, manifestó Carmen Rodríguez Ku quien realizaba sus compras mientras vio el hecho.

La pareja agresora se vio descubierta por decenas de personas alrededor por lo que dejaron a Yolanda Castillo en el piso con una herida en la cabeza e intentaron darse a la fuga.

Otro de los testigos se encargo de llamar a una patrulla municipal que circulaba por la zona quienes detuvieron a los dos agresores.

Con ayuda de un par de mujeres quienes prefirieron no dar su nombre, Yolanda Castillo pudo pararse del suelo y cruzar en la esquina de la calle 54 con 67 del centro en lo que llegaban los paramédicos a atenderla, pues durante el ataque resultó con una herida en la cabeza de la cual no dejaba de salirle sangre.

“Que le llamen a mi nuera, que le avisen” indicó la mujer todavía alterada.

El paramédico Fausto Tzuc Hernández de la policía municipal limpió la herida de la mujer y determinó que no era de gravedad.

“Puede que haya tocado una vena, por eso le sale tanta sangre, pero no es nada grave”, explicó, mientras le ponía un vendaje en la cabeza a la afectada.

“Nos tiene que acompañar para poner su demanda, sino a ese par luego lo sueltan y salen a hacer lo mismo”, dijo otro de los uniformados.

Sin embargo, Yolanda Castillo al principio se negaba a acudir con los policías.

“¿Para qué voy a poner la demanda?, no sirve de nada, mejor me quedo tranquila, yo veo cómo me voy”, insistió.

El grupo de policías municipales le explicó en repetidas ocasiones que “no iba a tardar mucho” y que “poner la demanda es lo mejor”; por lo que finalmente aceptó a irse con ellos.

“¿Luego me van a llevar a mi casa? ¿Hasta dónde vamos a ir ahorita? Me quiero ir”, manifestó, antes de retirarse del lugar.- Gloria Montero Leal




Volver arriba