Muere otro pepinero

La temporada ya cobró tres vidas sólo en el Oriente

La embarcación en la que laboró Héctor Obando Hernández, de 28 años, quien murió por descompresión cuando pescaba pepino

LAS COLORADAS, Río Lagartos.- El último día de la temporada de captura de pepino de mar enlutó a otro hogar con el fallecimiento del buzo Héctor Obando Hernández, de 28 años, quien se dedicaba a esa pesquería.

Con este sumaron tres los decesos reportados por esta causa, sólo en el Oriente del Estado. El primero fue en San Felipe, el segundo en Río Lagartos y ahora en este puerto.

Según los datos recabados, era la 1:30 p.m. de ayer cuando llegó la embarcación “Don Aquiles III” al puerto, dando aviso a la Policía Municipal de que una persona había fallecido por descompresión.

El comisario Mario Pech Pat señaló que todos los pescadores, varios de los cuales ya habían comenzado a descargar su captura a esa hora, estaban consternados por la noticia. De hecho, a la “Don Aquiles III” le había ido bien, pues logró 500 kilos de pepino en el día.

Pech Pat señaló que Obando Hernández trabajó durante todo el día; cuando salió subió a la embarcación, se sentó y de pronto sus compañeros vieron que estaba quedando de otro color.

De inmediato lo trataron de ayudar con oxígeno, pero era demasiado tarde porque ya se había desmayado y en segundos perdió la vida.

En la misma embarcación iban su padre, Edis Obando Córdoba, y su hermano Eddy, originarios de Tabasco. El fallecido radicaba en Cancún y en El Cuyo. La embarcación quedó a unos metros del mar, en tanto llegaba el Servicio Médico Forense para el levantamiento del cadáver.

Por su parte, la Fiscalía reportó que a las 9:20 horas se dio el aviso del deceso en la Clínica de Mérida de José Manuel Pinzón Zapata, de 36 años de edad y vecino de Celestún, también por descompresión, cuando buceaba en el puerto de Dzilam de Bravo. Reconoció el cadáver su padre.- Wendy Ucán Chan




Volver arriba