Muere en el motel

No se descarta un homicidio en un céntrico inmueble

Un hombre aún sin identificar fue encontrado muerto en el interior de la habitación de un motel ubicado en el centro de Mérida. No se descarta un homicidio.

Los hechos ocurrieron poco después del mediodía de ayer en el motel “Castillo”, ubicado en la calle 54 entre 53 y 55 del centro de Mérida, es decir, a una cuadra del edificio de la Policía Municipal.

El infortunado se encontraba en la habitación número dos y según la encargada del establecimiento, quien fue la que descubrió el cadáver, estaba desnudo, boca abajo y tenía sangre en el recto.

Al lugar arribaron en primera instancia paramédicos de la Policía Municipal, al igual que varias patrullas de la corporación.

Los socorristas municipales certificaron la muerte e indicaron que tenía varias horas de fallecido.

A los pocos minutos, arribaron mandos de la SSP, quienes dieron aviso a la Fiscalía del Estado para que se iniciaran las investigaciones.

El motel fue acordonado para las diligencias del Ministerio Público y del Servicio Médico Forense.

De acuerdo con los datos recabados, Lilia Hoil Pech, encargada del inmueble, relató que el fallecido ingresó a las 10 de la noche del sábado a la habitación número dos.

Arribó acompañado de otro hombre, de unos 40 a 45 años de edad, de tez morena y 1.70 metros de estatura.

Alrededor de las 11:30 de la noche del mismo sábado el acompañante abandonó el motel, y en un momento dado se pensó que el fallecido hizo lo mismo.

Sin embargo, ayer al mediodía, cuando la encargada ingresó a la habitación para realizar la limpieza se encontró el cadáver.

“Pensé que estaba dormido, pero al llamarlo varias veces porque ya había vencido la renta del cuarto, no respondió, me acerque y vi que estaba desnudo y con sangre”, aseveró.

En minutos arribaron paramédicos y agentes de la policía municipal y estatal, luego llegaron elementos de la Policía Ministerial, del Ministerio Público y del Semefo, quienes empezaron las investigaciones.

En la tarde, en la Fiscalía afirmaron que no había indicios de que se tratara de un homicidio, pero habría que esperar el resultado de la necropsia.

En la noche, se informó que según la necropsia la causa de la muerte fue asfixia por sofocación y no se descartaba ni se confirmaba que haya ocurrido un asesinato.

En el lugar de los hechos se aseguró que podría de tratarse de un nuevo homicidio.- David Chan Caamal




Volver arriba