Muere electrocutado

Una varilla toca una línea de alta tensión, en Motul

MOTUL.- Miguel Ángel Tamayo Aké, de 54 años de edad y vecino de la comisaría de Kiní, falleció trágicamente cuando se encontraba trabajando en una granja avícola en la localidad de Timul, al electrocutarse tras rozar unas líneas de alta tensión.

Alrededor de las 8:43 de la mañana a Tamayo Aké, mejor conocido como “Apalusa”, se le asignó mover el alimento de las aves almacenado en un silo de siete metros de altura, al que subió por las escaleras con que cuenta ese depósito y con una varilla de metal de cinco metros movía la comida.

A los pocos minutos, cuando pretendió cambiar de posición sacó la varilla metálica, y cuando la tenía en lo alto, el viento provocó que el metal tocara las líneas de alta tensión que se encontraban a unos metros del silo.

Al hacer contacto con las líneas, Tamayo Aké recibió una fuerte descarga y cayó de una altura de siete metros. Al parecer falleció desde el momento de recibir la descarga eléctrica.

Cuando cayó sus compañeros corrieron a ayudarlo, pero no pudieron hacer nada porque ya estaba muerto. De inmediato llamaron a la Policía Municipal, cuyos agentes llegaron con los paramédicos de la unidad 503, que sólo confirmaron el deceso.

La granja pertenece a la empresa Bachoco y se encuentra en la comisaría de Timul, en la entrada de la comunidad.

El cuerpo fue identificado por sus compañeros de trabajo. Integrantes del Servicio Médico Forense (Semefo) llegaron para realizar el levantamiento del cadáver.

Dio fe de los hechos el comandante de la SSP Rogerio Azcorra, que llegó al mando de las unidades 2109 y 6233.- Mauricio Can Tec



Volver arriba