Muere ahogada una niña

En un descuido cae a una piscina de dos metros

Agentes de la SSP custodian la casa en el fraccionamiento Mulsay donde una pequeña falleció ahogada

Trágico accidente ocurrió la ayer en la tarde en el predio número 661 de la calle 110 entre 67-S y 69-Diagonal, de la colonia Nueva Mulsay, donde una niña de tres años murió ahogada al caer a una piscina de más de dos metros de profundidad.

Uno de los vecinos se arrojó a la piscina para rescatar a la menor, a quien le dieron reanimación cardiorespiratoria, mientras llegaban los paramédicos, pero los esfuerzos fueron en vano.

Los socorristas sólo certificaron el deceso.

La madre de la niña, empleada de la casa donde ocurrió la tragedia, entró en una crisis nerviosa y se desmayó en varias ocasiones, por lo que fue atendida por los paramédicos de la SSP.

El momento más desgarrador fue cuando personal del Semefo subió el pequeño cuerpo para trasladarlo al Servicio Médico Forense, para la necropsia de ley.

“No, no mi hija, mi bebé, no puede estar muerta”, gritaba Yamile Patricia Cetina Herrera, madre de la fallecida.

El hecho causó consternación entre vecinos, quienes salieron para seguir de cerca las diligencias de rigor.

De acuerdo con los datos recabados en el lugar, Reyna Zoé Pech Cetina, de tres años de edad, llegó junto con su madre al predio número 661 ubicado en la calle 110 entre 67-S y 69-Diagonal de la colonia Nueva Mulsay, en el poniente de Mérida.

La mamá trabajaba en ese lugar como ayudante en la cocina.

La niña estaba jugando cerca de donde se encontraba su madre, pero en un momento dado la pequeña salió al patio de la casa.

Ni Yamile Cetina ni los otros empleados del lugar se dieron cuenta de eso.

No la hallaban

Luego de más de una hora comenzaron a buscar a la pequeña y recorrieron la casa, pero no la hallaron.

Al salir al patio de la vivienda, descubrieron a la menor flotando en la piscina.

La mamá comenzó a pedir ayuda a gritos.

José Antonio Caamal Caamal llegó al lugar y al ver a la niña se arrojó a la piscina.

Logró sacarla y le comenzaron a dar respiración artificial hasta que llegaron paramédicos de la SSP.

Los socorristas auxiliaron a la pequeña pero no pudieron hacer nada debido a que ya había fallecido.

Se dio parte a la Fiscalía General del Estado. Al lugar arribaron agentes del Ministerio Público, criminalística y forenses, quienes realizaron las diligencias para el levantamiento del cadáver.

Dueños del predio, indicaron que la piscina la habían llenado por el intenso calor.- David Chan Caamal



Volver arriba