Movilización a causa de una pipa volcada

Fuga de mil litros de turbosina que traía a Mérida

El chofer de esta pipa doble dejó como saldo cuantiosos daños materiales y la contaminación del suelo con mil litros de turbosina

Una pipa cargada con más de 60,000 litros de turbosina volcó ayer en la mañana en la vía Mérida-Campeche. El accidente ocasionó la movilización de Bomberos, Protección Civil, Profepa y decenas de patrullas, debido a que por la fuerza del impacto los contenedores tuvieron fuga.

De acuerdo con los datos, el accidente ocurrió a las 5:30 de la mañana en el kilómetro 129.5 de la carretera a Campeche, donde el camión placas 321-DG-9, manejado por Alex García Roque, de 45 años de edad, transitaba de Sur a Norte sobre la vía.

Al llegar al tramo entre Kopomá y Chocholá el chofer dormitó al volante.

Por la velocidad y el peso de la carga, García Roque perdió el control del volante y el camión se salió de la carretera.

Avanzó unos metros entre la maleza y terminó volcado sobre su costado izquierdo.

Como pudo, el chofer logró salir de la unidad accidentada y pidió ayuda.

En primer lugar arribaron al lugar paramédicos, quienes valoraron a García Roque, quien sólo tuvo heridas leves gracias a que usaba el cinturón de seguridad.

Minutos más tarde llegaron al lugar de los hechos bomberos, personal de Protección Civil y de la Profepa.

Los tragahumos “enfriaron” los contenedores debido a que tenían fuga, para prevenir cualquier explosión.

Según se indicó, la pipa es propiedad de la empresa “Cinsa de Oaxaca” y se dirigía a Mérida, en específico a Ciudad Industrial.

El chofer de la pesada unidad relató que llevaba más de 14 horas manejando, por lo que el cansancio lo dominó, dormitó al volante y se salió de la vía, volcándose.

Se informó que el camión llevaba dos pipas con 30,200 litros de turbosina cada una, por lo cual el contenido total era de 60,400 litros.

Durante un lapso se tuvo que cerrar la carretera, en su tramo de Campeche a Mérida, para las labores.

Personal de la Profepa que llegó al lugar, alertado por la fuga en los contenedores, constató que esto causó la contaminación del suelo, de lo que se hizo un peritaje.

La empresa tendrá que realizar trabajos de limpieza del subsuelo.

Según estimaciones, se derramaron cerca de 1,000 litros del combustible.

Las labores de rescate estuvieron a cargo de los bomberos Genaro Alvarado y Ernesto Garrido.

Poco después del mediodía se retiró el camión con ambos contenedores del lugar, pues el combustible que aún tenía se tuvo que pasar a otros contenedores para su traslado.- David Chan Caamal




Volver arriba