Mortal accidente

Un autobús arrolla a una mujer en la calle 42 con 95

El cuerpo de la infortunada  quedó tendido cerca de la motocicleta y del autobús de la ruta 42 Sur

“No mi tía, mi tía no puede estar muerta”, gritó desconsolada la familiar de una mujer que murió ayer en la mañana, cuando la motocicleta en la que esta última viajaba fue embestida por un autobús de la Alianza de Camioneros.

La familiar fue socorrida en primera instancia por otros parientes y luego por paramédicos de la Cruz Roja.

El fatal accidente ocurrió alrededor de las 8:30 de la mañana en la calle 42 con 95 del centro de Mérida.

“¡Donde está el camionero, dónde está!, lo voy a matar a golpes”, dijo otro familiar.

Parientes de la infortunada comenzaron a buscar el carropatrulla donde se encontraba detenido el chofer, y agentes de la Secretaría de Seguridad Pública tuvieron que retirarlo del lugar y trasladarlo al edificio de la corporación, donde lo pondrían a disposición de la Fiscalía.

El cuerpo de la mujer arrollada, quien fue identificada como Rita Guadalupe Castro Cortés, de 31 años de edad y vecina de la colonia Santa Rosa, quedó boca arriba y a un costado quedó una bolsa con tortas de asado que había salido a comprar para el desayuno.

La motocicleta terminó en medio de la calle con la luz direccional izquierda encendida, señalando que doblaría en la calle 95 para transitar hacia el Poniente.

De acuerdo con los datos, la motocicleta placas 2-GPY-8, manejada por Rita Castro, transitaba sobre la calle 42 en el sentido de Sur a Norte.

Antes de llegar a la esquina de la 95, encendió su direccional para señalar que doblaría en esa calle para transitar hacia el Poniente.

Sin embargo, Gualdemar de Jesús Fabían Mena, chofer del autobús de la ruta 42 Sur, placas 800287-Y, intentó rebasar a la moto y el camión la arrolló. Por el impacto, la guiadora salió disparada y golpeó la cabeza contra el concreto, lo que causó la muerte.

Al lugar llegaron paramédicos de la Cruz Roja, quienes verificaron que la motociclista ya había fallecido. El chofer fue detenido por los propios vecinos, quienes lo entregaron a la policía.- David Chan Caamal.




Volver arriba