Militar es sentenciado a 28 años en la cárcel

No le vendieron droga y disparó para "asustar"

La sentencia en un homicidio cometido hace dos años en Dzilam Bravo concluyó en el Juzgado 1o. Penal: a un militar, principal acusado, se le impusieron 28 años de prisión y se liberó a cuatro detenidos.

Quien pasará ese tiempo en prisión es Rafael Cruz Flores, a quien la justicia militar le sigue otro juicio por abandono de la comisión en el grupo “anfibio”. Durante ese lapso fue a comprar drogas, hubo una discusión, forcejeo y el acusado disparó su arma y ultimó a Juan López Serrano, supuesto vendedor de mariguana.

Con el militar fueron detenidos Alan de Jesús Perera Álvarez, Paulo Valente Marrufo Chi y Luis Alberto Pool May, quienes en un principio fueron acusados de homicidio calificado, pero gracias a un amparo sólo se les siguió juicio por encubrimiento.

Se les liberó porque se dio por compurgada la sentencia, luego de permanecer dos años y dos meses presos. Fueron detenidos a mediados de febrero de 2012, cuando ocurrieron los hechos.

Cruz Flores y sus coacusados, presuntamente acudieron a comprar drogas en una casa de Dzilam Puerto. Sin embargo, como no les vendieron, se molestaron, y Cruz Flores disparó una pistola que tenía a su cargo.

Cuando declaró en fase preparatoria dijo que disparó “para asustar” y no se percató si había alguien.

Un juez militar en la ciudad de México le sigue juicio por abandono de puesto. Este delito puede merecer mayor sanción que la muerte de López Serrano.Se le considera desertor, delito que puede pagarse incluso con cadena perpetua.La defensa se basó en que las aprehensiones se hicieron de manera ilegal, punto en el que varios jueces federales se apoyan para concedeer amparos, incluso a homicidas.Se esperan apelaciones en la condena.-Rudesindo Ferráez García

De un vistazo

Más delitos

A Rafael Cruz Flores se le considera desertor, delito que puede pagarse incluso con cadena perpetua. La defensa se basó en que las aprehensiones se hicieron de manera ilegal, punto en el que varios jueces federales se apoyan para conceder amparos, incluso a homicidas. En este caso lo que se espera serían apelaciones en la condena.




Volver arriba