“Me confunde, me confunde”

“Le dije que no entré a su casa, le insistí, pero no me hizo caso”, manifestó Jehovany Alfredo Burgos Dzul, acusado de entrar sin autorización a una casa y cometer abusos deshonestos contra una mujer que dormía.

Los hechos fueron la madrugada del lunes, cuando el acusado entró por una ventana sin protector metálico.

“Estaba durmiendo, sonó mi despertador, alguien me tocaba y vi que salió corriendo. Duermo con una blusa y ropa interior”, parte del relato de Aurys Mijangos Sonda, de Ucú.

“Avisé a mi hijo (de 16 años) y entre los dos alcanzamos a la persona que resultó ser Alfredo Burgos”, continuó la denunciante.

“Me confunde, me confunde, no hice nada”, alegó el acusado cuando le reclamó la quejosa.

Esa versión la reiteró ayer el detenido en declaración que rindió en el Juzgado 8o. Penal que le fijará fianza.

Según se informó a Burgos Dzul, al llegar a la casa de la quejosa guardó una motocicleta en un terreno baldío. Luego, al salir, recuperó el vehículo y en ese momento fue detenido.

Por otro lado, se recibieron versiones de testigos de descargo que ofreció la defensa de Erick Velazco Hernández, acusado de ultrajar a una joven en un bar del Centro.

El encargado de la cantina dio una versión favorable al acusado, al igual que otras personas que habrían presenciado parte de los hechos.- Rudesindo Ferráez García




Volver arriba