Más cargos contra Tomza

Vídeos inéditos se ofrecen como nuevas pruebas

3_231213p14tomzaphoto01

Dos meses después de la explosión de una pipa de Tomza en Polígono 108, la gasera se enfrenta a nuevos cargos: una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

En la denuncia se advierte del riesgo que aún existe en la planta, vehículos de distribución y tanques del combustible. No se ha sancionado a la empresa que, por cierto, tiene problemas en otras partes del país e incluso en el extranjero.

La inconformidad es contra dos dependencias federales por “lo que hicieron u omitieron” antes y después del siniestro que dejó dos víctimas mortales y cuantiosos daños materiales.

Tomza afronta dos expedientes en el Juzgado 7o. Penal, que prácticamente está a punto de enviarlos al archivo porque la empresa ha pagado a los deudos de los fallecidos y varios daños.

Queda reparar los daños del molino donde se descargaba gas el 23 de octubre. Los dueños, María de los Ángeles Balam Pech y Miguel Alonso Caballero Domine, formularon la queja ante la CNDH.

“Ya fue aceptada la queja, eso nos informó el licenciado Omar Pacho (delegado de la comisión en el Estado)”, expresó Caballero Domine en una entrevista en pasillos de los juzgados penales.

Con la asesoría de un abogado, el informante recabó datos entre sus vecinos, incluyendo tres vídeos, los cuales proporcionó a Megamedia.

En una de las grabaciones, tomada desde el techo de una casa cercana a la explosión, se aprecia la magnitud: se formó un “hongo” de más de 50 metros de altura.

En su queja, el dueño del molino señala del riesgo que persiste por el manejo de gas en la ciudad, tanto en instalaciones como en los vehículos y tanques de combustible.

Caballero Domine señala que las secretarías de Energía y Del Trabajo, ambas federales, debieron supervisar las medidas de seguridad para evitar accidentes de ese tipo.

“También han omitido ejercer sus controles legales después de la explosión”, se expresa en la queja, cuya copia nos proporcionó el informante.

Tomás Zagaroza Fuentes, dueño de Tomza, sigue prófugo. Hay versiones de que radica en los Estados Unidos.

Al menos no se ha presentado a declarar en el Juzgado 7o., como se lo ordenó el Juzgado 2o. de Distrito, para que siga disfrutando de la libertad a pesar de la orden de detención en su contra.

Sólo falta por pagar los daños del molino. Los dueños, como publicamos, piden poco más de $400,000, en tanto que la gasera ofrece $115,000.

Para la Fiscalía General los daños fueron la mitad de lo que ofrece la empresa y ésta fue la base para fijar una fianza.

“Sigue el riesgo, ojalá que no pase nada más, nadie está haciendo nada, no se ha multado a la empresa”, manifestó Caballero Domine.En Puebla, Guadalajara y México, Tomza ha tenido problemas de similares. En Guatemala y El Salvador también hay conflictos, según datos proporcionados por el quejoso.- Rudesindo Ferráez García




Volver arriba