"Le di con un cuchillo"

“Le di con un cuchillo”

“Estaba molesto, lanzó piedras, le di tres o más veces con un cuchillo”, manifestó Juan Pablo Barajas Pacheco, en declaración que rindió en el Juzgado 6o. Penal.

Al término de la diligencia, el detenido intentó modificar su declaración con “nos peleamos”, lo que da pie a homicidio en riña, que significa años menos de prisión.

Después del ataque, Barajas Pacheco huyó a un monte cercano al Periférico en una camioneta que luego abandonó; permaneció oculto.

“Hijo, perdóname, estoy en problemas”, dijo cuando recibió una llamada de su cercano pariente, quien le preguntó dónde estaba.

Luego, “rastreada” la llamada, la policía llegó al sitio, Barajas Pacheco corrió, pero un agente disparó varias veces, lo que hizo que el homicida confeso se detuviera.

“Sentí pánico, mejor me entregué”, señaló.

Los hechos fueron en casa de un albañil, donde el acusado fue a “festejar” que se hubieran “colado” los techos de la casa de una hija suya.

La denuncia la promovió la señora Rosa María Chan Rodríguez, madre del occiso, Jorge Gregorio Canul Chan.Los hechos fueron la tarde del sábado en Terranova, al noroeste de la ciudad, cuando Canul Chan estaba alcoholizado y habría atacado a Barajas Pacheco.”El detenido no dijo que hubo una riña, eso lo dijo su abogado”, replicó la fiscal adscrita a ese juzgado cuando escuchó las intenciones de la defensa.”Bueno, lo quiero decir porque así fue”, insistió el inculpado, quien fue acusado de homicidio calificado, delito que no permite fianza.Se asentó la expresión de Barajas Pacheco como señala la ley, luego de leer su declaración inicial.De 52 años, Barajas Pacheco fue identificado como asiduo corredor, incluso de maratones. Es empleado del IMSS.El ataque sería sin mayores motivos, excepto las “piedras que lanzó” Canul Chan. Se supone que el acusado no dijo que a él le lanzaron las piedras.La reacción del inculpado, quien iba en una camioneta, fue atacar con un cuchillo que normalmente utiliza para “cortar cebolla para cochinita (pibil) a Canul Chan, quien sufrió varias heridas, una de ellas en el pecho, la cual acabó con su vida.- Rudesindo Ferráez G.




Volver arriba