La última “guardia”

Uno de los últimos casos de personas detenidas en flagrancia llegó al Juzgado 1o. Penal, donde Angel Sebastián Pérez Caamal negó haber sustraído del almacén donde labora $22,000.

Este juzgado tendrá este fin de semana “guardia” judicial, ya que el martes, como informamos, entran en vigor los juicios orales, cuyo edificio fue inaugurado ayer.En ese edificio aún sigue los trabajos y algunas “quejas”, por ejemplo, que sólo tiene baños en la planta baja a pesar de que hay numerosas oficinas en los dos siguientes pisos.A Pérez Caamal se le atribuye obtener de la caja de la tienda “García” $22,000, como denunció Rodolfo Moreno Canché, representante legal de la empresa.Una revisión, la noche del martes, reveló el faltante, por lo que el inculpado fue revisado y supuestamente se le encontró el efectivo.Los hechos fueron en la calle 63 entre 56 y 58, donde la Policía de Mérida se hizo cargo del caso.Sin embargo, Pérez Caamal, quien tenía la misma ropa con que fue aprehendido, negó los hechos con el argumento de que ha tenido problemas laborales.Tiene derecho a una fianza.-




Volver arriba