Investigan un crimen

Un lío amoroso y ajuste de cuentas, entre los móviles

Agentes de la Secretaría de Seguridad Pública durante el levantamiento del cuerpo del abogado Efraín Ramírez Herrera, el viernes

Tres líneas de investigación se siguen en torno del homicidio del abogado Efraín Ramírez Herrera, ocurrido el viernes pasado en la colonia García Ginerés.

Sin embargo, la hipótesis más fuerte es una venganza que habría sido concretada por una persona a quien el ahora occiso lo despojó de alguna propiedad por no pagar un préstamo.

De acuerdo con las pesquisas policíacas, el occiso se dedicaba al agio y cobraba 5% de intereses semanales.

“Lo más seguro es que haya sido una venganza”, dijo una fuente de la Fiscalía.

Las otras líneas de investigación que siguen las autoridades es una venganza por un problema amoroso o un ajuste de cuentas relacionada con la delincuencia organizada.

Hubo una versión de que el abogado estaba ligado con la bodega de vehículos robados que fue asegurada el jueves pasado por la Seido.

“No son las características de la delincuencia organizada, pero es otra posibilidad”, consideró la fuente.

El ahora occiso daba dinero en préstamo y cobraba un interés de 20% al mes y pedía en garantía documentos de alguna propiedad.

Como informamos, el crimen ocurrió el viernes 20 a las 7:30 de la noche.

Un sujeto de unos 30 años lo esperó a las puertas de su domicilio, en la calle 7 con 24 de la García Ginerés.

El agresor se acercó y disparó en dos ocasiones al abogado, después de que metió su vehículo al garaje y se bajó para cerrar el portón de su vivienda.

Uno de los disparos hizo tino en la cabeza del profesional y el otro en el hombro del costado izquierdo. Luego de disparar, el sujeto se dio a la fuga a pie y calles más adelante habría abordado un vehículo.

El arma que se utilizó para el crimen es una 9 mm, según los casquillos hallados en el lugar de los hechos.

Los familiares de Ramírez Herrera no han aportado mayores detalles del asesinato para tratar de localizar al homicida. El sábado por la noche el cuerpo fue entregado a su familia y ayer fue sepultado.- David Chan Caamal

De un vistazo

Preocupación

Vecinos de las calles aledañas a la calle 24 con 7 de la colonia García Ginerés dijeron estar preocupados por la seguridad en la zona después del trágico atentado del viernes en el que perdió la vida el licenciado Efraín Ramírez Herrera.

En contra

Según los vecinos, el abogado era una persona amable. “El licenciado siempre que pasaba con su esposa saludaba, era muy educado, no sabía que se dedicaba a dar dinero al interés, hace poco puso ese negocio, un spa”, indicó una persona.




Volver arriba