Herido por un choque

Los hechos, a las puertas de un estacionamiento

Un agente y un paramédico municipales platican con Omar Cetina Chan, motociclista que resultó lesionado cuando estrelló su motocicleta con un vehículo cuya guiadora intentaba salir de un estacionamiento público, ayer en la tarde en la calle 64 entre 65 y 67 del centro de Mérida

Ayer a las dos de la tarde se registró un accidente en la calle 64 entre 65 y 67 del centro de la ciudad, donde resultó lesionado un motociclista que chocó contra una camioneta que salía de un estacionamiento.

Según testigos, el accidente ocurrió cuando Verónica Delgado, a bordo de la camioneta Voyager placas ZAA-52-62, salía de un estacionamiento privado que se encuentra en esa transitada calle.

En ese momento circulaba sobre la calle 62 la motocicleta Honda Cargo, placas 2HJJ2, manejada por Omar Cetina Chan, quien se impactó en el lado derecho de la camioneta.

Por el golpe, la motocicleta quedó incrustada debajo del automotor y el motociclista salió disparado y se golpeó en el pavimento.

Algunos testigos dijeron que el motociclista circulaba con exceso de velocidad e intentó ganarle el paso a la camioneta que salía del estacionamiento pero no pudo esquivarla.

Después del golpe recibido, Cetina Chan se incorporó y se sentó en la acera, ya que dijo que sentía mucho dolor en la pierna y el estómago; al verlo, los agentes de la policía municipal que tomaron conocimiento de los hechos solicitaron la presencia de un paramédico de la misma corporación para que atendiera al lesionado.

Al lugar llegó poco después el paramédico Víctor Soberanis Cauich para atender al motociclista, quien aparentemente resultó lesionado de la rodilla derecha.

Al valorar las heridas del motociclista, el paramédico solicitó el apoyo de la ambulancia para que Cetina Chan sea trasladado a un hospital. Poco después llegó al lugar el vehículo marcado con la clave DPM-1, que llevó al lesionado al hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social del fraccionamiento Ciudad Caucel.

Ambos vehículos estaban asegurados, de tal modo que la conductora de la Voyager y el de la motocicleta esperaron a sus respectivos representantes para que llegaran a un acuerdo y se deslinden responsabilidades.- Ernesto Pinzón Franco




Volver arriba