Herido de bala un empresario

Extraño el caso de conocido zapatero lesionado en Ticul

1 / 2


Personal de la Fiscalía realiza diligencias en el lugar donde al parecer fue baleado el empresario. A la izquierda, el empresario zapatero en una foto de archivo


TICUL.- El empresario zapatero José Luis Farah Argáez, de 58 años de edad, resultó gravemente herido de bala, al parecer tras un intento de asesinato cuando se encontraba en su taller.

La agresión no está del todo clara para las autoridades policíacas, ya que su familia y su contadora, Rosa, quien pidió la ayuda a la Cruz Roja, se negaron a dar información.

De acuerdo con la Policía, la corporación recibió el reporte ayer, alrededor de la 1:30 de la madrugada, de una persona herida de bala en la calle 29 entre 38 y 40, en el taller de zapatos “Fabiola”. Cuando al sitio llegaron unidades de las policías Municipal y Estatal ya no había nada y el local estaba cerrado.

Las distintas corporaciones aseguraron la fábrica al ver sangre afuera y en el interior del predio. Todo indica que Farah Argáez había pedido ayuda a su contadora y ella acudió al lugar. Al ver a su patrón herido de bala en la cabeza y la costilla derecha, lo trasladó al Centro de Salud y ahí pidió ayuda a la Cruz Roja, que por su estado grave lo trasladó de urgencia a la Clínica de Mérida.

La agresión habría ocurrido a las 00:30 horas de ayer.

Las autoridades ven extraño el caso, ya que la empleada del herido no reportó el hecho a la policía, sino que personal del hospital dio parte a la Fiscalía General de que había un herido con arma de fuego y ésta, a su vez, dio parte a la policía local.

Al lugar arribó el grupo especial ROCA de la Policía Ministerial.

Vecinos dijeron que escucharon una discusión en el interior y otros indicaron que oyeron dos disparos y vieron salir corriendo a dos personas del lugar.

Se cree que el empresario fue asaltado, aunque también lo ligan con ajuste de cuentas por drogas. También surgió el rumor de que fue confundido con un venado en cacería, ya que es aficionado a la caza furtiva de venado.

La noticia corrió como reguero de pólvora entre la comunidad.- Megamedia




Volver arriba