Gritos y llanto por el derrumbe

Rescatan a catorce lesionados en una obra del Centro

Aún con el susto en el rostro, este albañil se recuperaba del accidente

Un edificio en construcción en la calle 54 entre 65 y 67 del Centro de Mérida se derrumbó la mañana de ayer y 14 personas resultaron lesionadas.

Tres de ellas fueron rescatadas por los servicios de emergencia, personal de Protección Civil estatal y bomberos; uno de ellos, de gravedad, a quien se le tuvo que asistir con un respirador artificial y monitor cardiaco.

Se removieron escombros para liberar a un alarife, quien quedó bajo las vigas y bovedillas caídas.

Los gritos pidiendo ayuda del joven de 22 años de edad guiaron a los rescatistas porque por el polvo que se levantó se dificultaba la visibilidad.

Al lugar arribaron carros de bomberos, ambulancias de la Cruz Roja, la SSP, la Policía Municipal, y personal de Protección Civil estatal y municipal.

Había llanto y desconcierto entre los propios empleados.

A lo lejos, desde el cordón de seguridad instalado en la calle 65 con 54 y 54 con 67, decenas de personas seguían las maniobras de rescate.

Hubo rumores de que había fallecidos. Otros indicaban que se oyó como si fuera una bomba y se levantó una enorme columna de polvo.

“Yo trabajo en la tienda de ropa a dos comercios y la tienda retumbó como si fuera un temblor”, explicó Luz María Sánchez.

Las personas rescatadas, todos albañiles, fueron concentrados en una tienda frente al local que se derrumbó para asegurarse que no faltara ninguno. Se pasó lista en reiteradas ocasiones.

Luego del traslado de las tres personas que resultaron con heridas de mayor gravedad, fueron atendidos por paramédicos de la Cruz Roja y de la Policía Municipal.

El derrumbe ocurrió en el local “Carne Mart” que estaba en construcción para su próxima apertura, de modo que sólo había albañiles.

De acuerdo con las autoridades, los hechos ocurrieron alrededor de las 8 de la mañana de ayer.

A esa hora se escuchó un estruendo similar a la de una explosión. La columna de polvo se levantó varios metros. La caída fue captada por la cámara localizada en la calle 54 con 65.

En minutos llegaron patrullas y paramédicos de la Policía Municipal y de la Cruz Roja; al mismo tiempo llegaron bomberos.

A las puertas del local se encontraba tendida María Iselma Puc Canul, vendedora ambulante, quien ofrecía sus productos en ese lugar.- David Chan Caamal




Volver arriba