Fue inútil la ayuda, no pudo salvarlo

Siguen pesquisas de la Fiscalía por joven apedreado

OXKUTZCAB.- Hasta ayer a las tres de la tarde los familiares de M.A.P.Ch. seguían sin recibir el cuerpo que seguía en la morgue de Mérida, como parte de las investigaciones que realiza la Policía Ministerial tras la muerte del joven presuntamente a manos de la pandilla “Los Canarios” el viernes por la noche.

Los familiares habrían acudido en tres ocasiones a la morgue de Tekax para solicitar el cuerpo del joven, pero las autoridades les dijeron que se los entregarían hasta ayer domingo.

Ayer en la mañana la madre de la víctima recibió una llamada de las autoridades en la que le informaban que ya podía pasar a recoger el cuerpo de su hijo, pero en Mérida. Los familiares esperaban la llegada del féretro a las 4 de la tarde.

La entrega del cuerpo se habría tardado debido a las pruebas que se seguían realizando al cadáver para comparar las huellas que presentaba con las de los jovenzuelos detenidos.

Las autoridades ministeriales realizan las investigaciones con los supuestos testigos presenciales del crimen ocurrido el viernes como a las 10 de la noche en la calle 44 entre 39 y 41 de la colonia Santoyo. Al parecer, el principal testigo es un integrante de “Los Pablines”, quien habría caído en contradicciones.

Entre los detenidos figura la mujer con la que M.A.P.Ch. vivió un tiempo en unión libre y con quien procreó un hijo. Se cree que habría sido ella quien citó vía telefónica a la víctima fatal.

Circulan varias versiones sobre lo que ocurrió esa noche en la colonia Santoyo.

Cerca del lugar donde ocurrieron los hechos viven dos integrantes de “Los Pablines”; uno de ellos quiso intervenir pero vio que era inútil y se metió a un predio para que no lo vieran.Tras enterarse de la muerte de su hijo, el padre de la víctima, quien vive en los Estados Unidos hace 15 años, sufrió un infarto y fue internado en un hospital de San Francisco, California. El sábado dijo que llegaría a México, pero ayer familiares confirmaron que no viajaría.El cuerpo será velado en la Avenida de Las Naranjas, cerca de la caseta de policía, en la salida a Mérida, donde el ahora occiso vivía con su madre. Desde el sábado, unos 23 jóvenes de “Los Pablines” están en la vivienda, en espera de la llegada del cuerpo.En esa misma calle viven integrantes de “Los Canarios”. Dos de ellos serían vecinos del fallecido y habrían llevado flores a la casa, pero éstas fueron arrojadas a la calle por los familiares, ya que saben que fueron integrantes de esa pandilla quienes dieron muerte a P.Ch.En un recorrido por el lugar se observaron tres patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública y en la vivienda había integrantes de “Los Pablines”, quienes habrían dicho que tomarían venganza.- Megamedia




Volver arriba