Evitan una extorsión

Criminales piden a una familia de Kanasín $50,000

La madre del mototaxista habla con si hijo en una calle de Kanasín, donde lo localizó la policía estatal

Una modesta familia de Kanasín estuvo a punto de ser blanco de un engaño telefónico de delincuentes anónimos que exigieron, sin conocer la condición económica de sus víctimas, un rescate de $100,000.

El rápido reporte de este intento de extorsión a la Secretaría de Seguridad Pública acabó con el terrorismo psicológico de los delincuentes, porque los agentes de la corporación policiaca localizaron a la presunta víctima del secuestro: un mototaxista que trabajaba, sin saber la amenaza en su contra, en su sitio de la plaza principal de Kanasín.

De acuerdo con el reporte de la SSP, la madre de familia, de 53 años de edad, recibió una llamada a su teléfono celular de que tenían secuestrado a su hijo de 21 años.

Si no paga el rescate en una tienda de Oxxo mutilarían y matarían a su hijo J.A.C.Ch.

La madre de familia buscó el apoyo de la SSP, cuyos agentes reportaron los hechos y por medio de sus expertos de la Unidad de Análisis de Información corroboraron que se trataba de un engaño telefónico.

Movilizaron a sus unidades policiacas y los agentes ubicaron al supuesto secuestrado en su trabajo de mototaxista.

Para tranquilizar a la angustiada madre y demás familiares, los policías estatales llevaron a las mujeres con el mototaxista, quien relató que no había sido secuestrado y estaba en pleno trabajo.

Los extorsionadores pidieron $100,000 de rescate.

Luego rebajaron a $50,000 y finalmente pidieron que depositara de 5,000 en 5,000 pesos esa cantidad en una cuenta bancaria que le proporcionaron.

Para darle veracidad al secuestro, la madre de familia oyó una voz por teléfono que dijo que pagara el rescate.- Joaquín Chan Caamal




Volver arriba