Esperará su proceso en prisión preventiva un vinculado a delito de violación

 

Esperará su proceso en prisión preventiva un vinculado a delito de violación.- Imagen oficial

Esperará su proceso en prisión preventiva un vinculado a delito de violación.- Imagen oficial

 

Mérida, Yucatán a 11 de junio de 2014.- En prisión preventiva esperará un hombre las investigaciones de la fiscalía para continuar el proceso al que se vinculó esta mañana por el delito de violación, en una audiencia realizada en la sala 1ª del Centro de Justicia Oral de Mérida, en lo que constituye el primer caso del sistema acusatorio y oral en este distrito, el cual ya se aplica e n todo el territorio estatal.

De acuerdo con la resolución dada a conocer y motivada en la audiencia por el juez de control del primer distrito judicial del sistema acusatorio y oral, Luis Mendoza Casanova, el imputado deberá pasar su proceso en prisión preventiva por seis meses, mientras que la Fiscalía deberá cerrar la investigación de los hechos en un plazo máximo de tres meses.

  En la audiencia y luego de determinar la vinculación del imputado, el juez, conforme a lo alegado por ambas partes y dando preponderancia al testimonio de la víctima, dio por acreditada la violación, pero no así la clasificación como violación equiparada, por lo que con base en las facultades que le otorga la Ley y las evidencias y alegatos presentados en la audiencia por ambas partes, determinó reclasificar el delito de violación equiparada agravada a violación.

 Este fue el punto que produjo mayores alegatos entre la fiscalía y la defensa, los cuales quedaron agotados por ambas partes durante la hora con 48 minutos que duró la audiencia, ya que fue el defensor quien solicitó la reclasificación del delito de violación equiparada a violación simple, lo que provocó un intenso debate con el fiscal, ante los ojos del juez, del imputado y de las casi 30 personas que se encontraban en la sala.

 De acuerdo con los datos expuestos en la audiencia por la Fiscalía, los hechos a que se refiere esta caso tuvieron lugar la madrugada del pasado viernes 6 de junio en el departamento del imputado, quien habría llevado hasta ahí a la víctima, aprovechando que esta se encontraba en estado de ebriedad.

 Ya estando en el departamento, el imputado utilizó la violencia para someter a la víctima, obligarla a practicarle sexo oral para finalmente concretar la violación. Luego del hecho, la víctima le pidió salir a tomar aire, momento que aprovechó para huir y pedir auxilio, para posteriormente levantar la denuncia ante el Ministerio Público.

 El juez Mendoza Casanova determinó que, dado que los datos de prueba presentados por la Fiscalía demostraron que la víctima se encontraba consciente y recordaba con detalle la mecánica de los hechos y con base en los exámenes practicados posteriormente,  no es posible determinar que debido a su estado de ebriedad no pudo resistir el ataque. Sin embargo, sí se acreditó que hubo violencia física y moral y que la denunciante no otorgó su consentimiento y que el miedo fue probablemente la causa que impidió que pudiera contener el ataque.

 En la audiencia, tanto la Fiscalía como la Defensa presentaron sus alegatos. Al solicitar al juez la reclasificación del delito a violación simple, la defensa alegó que conforme a la entrevista realizada a la víctima dos horas después del los hechos, ésta relató la mecánica en que ocurrió el ataque, por lo que se puede deducir que estaba consciente, incluso se asienta que la mujer aceptó practicar el sexo oral a su atacante para que éste le devolviera su teléfono celular.

 Por su parte, la Fiscalía insistió en que la mujer no pudo evitar el ataque dado el grado de ebriedad en que se encontraba, señalando que los estudios practicados en la orina de la víctima determinaron que tenía una gran cantidad de alcohol en la sangre, por lo que no era posible que ésta tuviera conciencia de lo que estaba pasando en su entorno, lo que el hoy imputado aprovechó para subirla  a su camioneta al salir del bar, llevarla a su departamento y violarla.

 Cabe señalar que el imputado no hizo declaración alguna y que al término de la audiencia fue traslado al Centro de Reinserción Social de Mérida para cumplir la medida cautelar impuesta por el juez.

COMUNICADO DE PRENSA



Volver arriba