Elaborado fraude

Presunta empresa "fantasma" tima a varias víctimas

Personas que se participaron en la protesta por el presunto fraude, ayer a las puertas de la Coparmex

Los defraudadores no tienen límites y su temeridad sorprende. Ahora sus víctimas fueron una organización empresarial, personal docente de varias escuelas, padres de familia y tres jóvenes en busca de empleo.

Los estafadores dejaron en las escuelas volantes donde invitaban a inscribirse a un plan de becas con montos que van de $250 a $350 mensuales. Para ello los interesados debían comprar una credencial de $35 por cada estudiante y pagar en dos cuentas bancarias de HSBC y Banorte.

Los papas debían acudir ayer a Coparmex Mérida para entregar la documentación respectiva (credencial de elector, acta de nacimiento, comprobante domiciliario y recibo del pago bancario).

En el edificio de ese organismo empresarial los papás eran atendidos por tres jóvenes contratados casi en la víspera por los defraudadores. Les ofrecieron pagar $350 al día, les dieron una camiseta blanca como uniforme y unas hojas que debían repartir con los números de las cuentas bancarias.

En las hojas y otros materiales impresos aparece el nombre de la “institución” que otorga las becas: Fomento Social y Educativo, A.C., con oficinas en la colonia Felipe Carrillo Puerto-Chuburná, en el predio 29 de la calle 13-A por 60 Norte.

Coparmex informó que es ajena a todo ello, sólo dio rentado un salón a un defraudador, el cual ofreció pagar el miércoles y no regresó.

Un padre de familia que acudió a tramitar becas para sus hijos sospechó del fraude porque hace dos años los mismos timadores realizaron un “programa” de reparto de despensas. Los delató el hecho que tanto en esa ocasión como ahora utilizaron el nombre y el logotipo de de Fomento Social y Educativo, A.C.

Los papás reunidos en la Coparmex comenzaron a reclamar y pedir la presencia de los responsables. Empezaron las averiguaciones, se descubrió el engaño y se avisó a la SSP, la cual envió dos vehículos y agentes al sitio.Las tres personas contratadas por esa “agrupación” dijeron que vieron un anuncio en la prensa solicitando promotores. Acudieron a un predio de la colonia Felipe Carrillo Puerto, donde les dieron la camiseta y los papeles.El salón de Coparmex Mérida lo rentó una persona que dijo llamarse Jesús Escalante y ser representante de la agrupación. Ayer éste se presentó en la mañana para dejar en el sitio a los tres jóvenes contratados y se marchó. Más tarde fue localizado localizaron por teléfono y rehusó regrezar.Hubo una llamada de una persona que dijo ser Gerardo Basto, asesor jurídico de la asociación, el cual sólo quería saber cómo marchaba el trabajo de los tres promotores contratados. En las papeletas aparece el nombre de Hernan Fary Pinto Molina como secretario administrativode la agrupación.Los papás y mamás que acudieron a solicitar las becas se preguntaron cómo fue que los directores y profesores de las escuelas se dejaron engañar, y lo mismo preguntaron de la organización empresarial.- Hansel Vargas A.



Volver arriba