Ebrios y con una sanción

No cobrarán tres meses en Tahdziú unos uniformados

PETO.- La alcaldesa de Tahdziú, Victoria Yah Medina, viajó ayer a Mérida para tratar de rescatar una camioneta de la policía municipal que quedó a disposición de la Secretaria de Seguridad Pública (SSP) luego de que la policía estatal sorprendiera a un grupo de agentes en estado de ebriedad e ingiriendo bebidas alcohólicas en el interior de la patrulla en horas de trabajo.

Como informamos, la detención de los uniformados y el aseguramiento de la patrulla se realizó el viernes 18 alrededor de las siete de la noche, cuando los policías compraban cervezas en un clandestino que precisamente es administrado por Armando Yah Medina, hermano de la presidenta municipal de esa localidad, considerada como la más pobre de todo el sur del Estado.

Los tres policías detenidos fueron el comandante Candelario Chan May, quien estaba acompañado de los elementos David Montes Puc y Santos Vera. Otros agentes se dieron a la fuga porque estaban en la parte de atrás de la camioneta y al ver a la patrulla de la policía estatal brincaron albarradas para huir.

Los tres elementos que estuvieron detenidos desde el viernes en la noche en Mérida fueron liberados el lunes 21, pero la camioneta policiaca se la entregarían hasta que pague una multa de $50,000.

Los tres uniformados que estuvieron detenidos ya están trabajando de manera normal en la corporación policiaca de Tahdziú.

Sin embargo, como sanción, trabajarán tres meses sin goce de sueldo para pagar los $50,000 de la multa. Trascendió que la alcaldesa decomisó documentos de los predios de los agentes castigados.- Megamedia




Volver arriba