Dos bebés comen semillas envenenadas

 

Hallan en un ropero en una casa de Maxcanú una lata con semillas de calabaza fumigadas con veneno

La Fiscalía General del Estado reportó la noche de este domingo el envenenamiento de dos bebés que comieron semillas fumigadas con veneno.

Por suerte los familiares de los niños, quienes son primos y uno tiene 2 años de edad, y el otro 3 años, trasladaron de urgencia a los intoxicados al Hospital O’Horán de Mérida, cuyos médicos certificaron el envenenamiento y aparentemente lo controlaron y mantuvieron con vida a los intoxicados.

De acuerdo con el reporte oficial, los menores J.A.P.H. y H.A.P.C., de 3 y 2 años, respectivamente, jugaban en una casa de la familia en Maxcanú. Entre sus travesuras, los niños sacaron de un ropero una lata que tenía semillas de calabaza, pero aquellas estaban fumigadas con veneno.

Los niños, cuan inocente son, comieron varias pepitas, pero fueron descubiertos y antes de que sufrieran los efectos del envenenamiento los trasladaron a Mérida para su atención médica.

El Hospital O’Horán informó que los bebés sufrieron intoxicación por órganos fosforados. Joaquín Chan Caamal.

 




Volver arriba