Dormita, choca con una albarrada y huye

Pierde el control en la carretera Mocochá-Tekat

Agentes de la patrulla 7122 de la Policía Municipal de Mocochá, que tomaron conocimiento del percance, vigilan el camión de carga placas 118-DW-8, propiedad de la empresa transportadora "Osorio", accidentada

Aparatoso accidente de tránsito ocurrió en los primeros minutos de ayer en la carretera Mocochá-Tekat, donde el chofer de un camión cargado con 18 toneladas de alimento para pollos perdió el control de su vehículo.

La pesada unidad se salió de la carretera y se estrelló contra una albarrada, luego continuó su carrera monte adentro hasta chocar con una enorme mata de jabín.

Luego del percance, el conductor bajó de la unidad y se dio a la fuga.

Agentes de la Policía Municipal de Mocochá descubrieron el vehículo accidentado cuando realizaban una ronda de vigilancia.

Las labores de rescate de la pesada unidad se prolongaron hasta entrada la madrugada, debido a que se tuvo que descargar parte de la carga que transportaba para el arrastre de la grúa.

De acuerdo con los datos recabados, el accidente ocurrió ayer en la madrugada, al parecer entre las 12:15 y las 12:30 a.m.

El camión, placas 118-DW-8, propiedad de la empresa transportadora “Osorio”, transitaba de Norte a Sur sobre la antigua carretera a Motul, en el tramo Mocochá-Tekat.

Al llegar al kilómetro uno, a unos cuantos metros de la entrada a la segunda población, al parecer el chofer dormitó al volante, por lo que perdió el control del vehículo.

El camión se salió de la carretera, se estrelló contra la albarrada de un vivero, la cual derribó, luego siguió su carrera ya en el interior del monte, hasta que se estrelló de frente contra una mata de jabín, con lo cual se detuvo.

Después del accidente, el chofer del camión bajó del vehículo y se dio a la fuga.

Al lugar arribaron las patrullas 1240 y 7122, al mando del oficial Edgar Angulo Esparza, director de la Policía Municipal de Mocochá.

Poco antes de las 4 de la madrugada fue rescatado el vehículo y trasladado al corralón de la Secretaría de Seguridad Pública, corporación que lo remitiría a la Fiscalía en Motul, para el deslinde de responsabilidades.

Se indicó que por medio del patrón vehicular se ubicará al propietario del camión, en este caso Transportadora Osorio, para que pague por los daños, los servicios de la grúa y la estadía en el corralón, que ascendería a $40,000.

Para la policía, lo más seguro es que el chofer dormitara al volante por el cansancio y el peso de la carga lo hiciera perder el control del camión.- David Chan Caamal




Volver arriba