Día de lluvias y de varios accidentes

Las lluvias ocasionadas por la onda tropical No. 25 causaron al menos 10 accidentes de tránsito en Mérida y, aunque no hubo heridos de gravedad, los daños materiales se calcularon en más de $800,000.

Las aseguradoras llegaron a un acuerdo sobre los daños. En la avenida Internacional o Aviación ocurrieron tres de los accidentes. También se reportó la inundación del estacionamiento subterráneo del mercado de San Benito y fallas en semáforos; entre la SSP y la Policía Municipal de Mérida se atendieron 45 auxilios viales, principalmente por vehículos varados.

El accidente de mayores consecuencias ocurrió en la avenida Internacional con 26 del fraccionamiento Graciano Ricalde, donde el chofer de un camión de la empresa ATS ocasionó una aparatosa carambola de cuatro vehículos porque al parecer el chofer iba platicando.

De acuerdo con los datos, el camión placas 527-HU-5, transitaba de Sur a Norte sobre la avenida. Al llegar a la calle 26 el chofer no se fijó que el conductor de la camioneta Lobo placas YP-92533 había frenado, por lo que se impactó con la camioneta, que se estrelló con el Jetta placas ZAH-15-75, que a su vez se estrelló en la parte trasera del camión de Circuito Poniente placas 800635-Y.

A pesar de lo aparatoso del accidente no hubo heridos de gravedad. Las aseguradoras, llegaron a un arreglo.

Al igual hubo otros accidentes en la avenida Internacional con 23 y en la misma avenida justo frente al parque en Honor al Ejército.

La SSP reportó que en total hubo 10 accidentes de tránsito de las 12:01 a las 2 de la tarde. No hubo heridos de gravedad y las aseguradoras intervinieron para resolver los problemas.Por su parte la Policía Municipal de Mérida, no reportó accidentes, únicamente la inundación del estacionamiento del mercado de San Benito.En ambas corporaciones exhortaron a los conductores de extremar precauciones durante los próximos días que continuaran las lluvias, debido a que por lo mojado del piso el sistema de frenado no responde de la misma manera que en piso seco.- David Chan Caamal




Volver arriba