Detenido por “disparar” una pistola

Recuperan el arma y comprueban que no hubo detonación

Jesús Francisco Pech Dzib, detenido por "disparar" contra su rival en amores, aunque la Fiscalía comprobó que el arma no se ha detonado

“¡Ya mataron a Manuel, ya lo mataron, escuché dos disparos!”, con gritos como esos despertaron varios vecinos de Juan Pablo II por un supuesto ataque con un arma.

La policía intervino, detuvo al presunto agresor, Jesús Francisco Pech Dzib, a quien supuestamente le encontraron el arma. Sin embargo, dictámenes de la Fiscalía General revelaron que el arma no se ha disparado en meses.

En el Juzgado 1o. Penal el acusado calló, como lo hizo en el Ministerio Público el pasado fin de semana cuando fue consignado por el ataque que denunció Manuel Alejandro Abán Canché.

Poco antes, la “pareja sentimental” del quejoso departía en una reunión familiar la noche del sábado, a la que llegó Pech Dzib con una navaja.

Se le convenció de retirarse, pero más tarde, en la madrugada, de nuevo encontró a Abán Canché y lo amenazó con una pistola.

Candy, la “pareja” del denunciante, corrió y estando a unos metros “escuchó” fuertes ruidos “de disparo” y por eso gritó que a su amasio lo habían matado.

Pech Dzib había tratado de reclamarle a Candy “que molestara” a la esposa del acusado, pero intervino Abán Canché.

La pistola la tomó el inculpado en el taller de un tío suyo, en Chenkú.

Cuando fue aprehendido en su casa, como relató, dijo que tenía 17 años pero luego aceptó que mintió, aunque apenas en diciembre llegó a la mayoría de edad.- Rudesindo Ferráez García




Volver arriba