Descartan homicidio de joven estudiante

Descartan homicidio de joven estudiante

Según estudios, había droga en la sangre del menor

La Fiscalía General del Estado descartó homicidio en torno a la muerte del estudiante Bruno Antonio Méndez Ordaz, estudiante de la secundaria Federal 2, en la colonia Francisco I. Madero, en el poniente de Mérida.

De acuerdo con los estudios periciales, la muerte no fue a causa de la bebida que ingirió, sino que sus compañeros, al verlo fatigado, le dieron a beber un refresco de cola. “Lo mismo hubiera ocurrido si hubiera comido una botana o sufrido una caída en el partido de basquet”.

Las pruebas periciales hallaron rastros de cocaína en la sangre del menor fallecido, por lo cual apunta a que esa droga le causó la muerte.

De acuerdo con las investigaciones, el 16 de mayo, día en que ocurrieron los hechos, el menor jugaba basquetbol en las canchas de la escuela.

En un momento dado se sintió mal y salió del plantel para ir a su casa.

Un grupo de amigos, al verlo con aspecto fatigado, le dieron a beber un refresco, el cual habrían comprado en la cooperativa de la escuela.

A los pocos minutos el estudiante se desmayó y se llamaron a los servicios de emergencia. El menor fue llevado en estado inconsciente al hospital Benito Juárez del IMSS. Horas después falleció.

Las investigaciones incluyen entrevistas con estudiantes y maestros. Una testigo dijo que vio al fallecido consumir mariguana. Por ello se cree que la muerte sobrevino por una sobredosis de sustancias prohibidas.

“Sabemos que en la zona hay muchos problemas de narcomenudeo, lo estamos averiguando y preparando un operativo”, indicó un funcionario de la dependencia.

Como informamos, Bruno Antonio Méndez, de 15 años de edad, murió por una hemorragia cerebral secundaria a intoxicación aguda con sustancia desconocida.

Alumnos acusaron que las autoridades educativas no ayudaron al menor, pues alegaron que ocurrió fuera del plantel.- D.Ch.C.

Caso | Más

El joven fallecido era alumnos de la escuela secundaria general # 2.

Investigación

La Secretaría de Educación de Yucatán (Segey) tiene abierta una investigación, en torno al caso, contra los mentores.

Conmoción

La muerte del menor causó conmoción, ya que se manejó que podría tratarse de un caso de “bullying”.

La bebida

En entrevista con el Diario, los padres del menor dijeron que su hijo fue asesinado, ya que lo obligaron a tomar la bebida y que ésta le habría causado la muerte.




Volver arriba