Deportados por ilícitos

Falsificación, fraude y engaño serían las razones

El Instituto del Migración deportó ya a varias personas

Una colombiana y un canadiense fueron deportados a principios del presente mes, la primera por no tener documentos y trabajar sin el permiso correspondiente, y el segundo por falsificar documentos y estar acusado de defraudar a una mexicana.

Además, de acuerdo con información recabada en la delegación del Instituto Nacional de Migración, dos cubanos fueron multados y se les dio un plazo pertinente para poner al día sus documentos migratorios.

En el caso de la colombiana, los informantes señalaron que recibieron una denuncia pública de que en el establecimiento “Armando’s Night Club”, en la calle 48, número 545 entre 91 y 93 de la colonia López Mateos, de Tizimín, Yucatán, trabajaban extranjeros.

Añadieron que el pasado viernes 7 del presente mes se organizó un operativo con 10 agentes federales de migración y elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado en dicho establecimiento, y detuvieron a los cubanos y a la colombiana por no tener sus documentos en orden.

Se informó que en el caso de los cubanos son esposos, aparentemente dueños del negocio, a quienes se les multó por tener sus documentos vencidos, mismos que adquirieron en Cancún por donde entraron al país, y se les dio un plazo considerable para actualizarlos.

De la colombiana se dijo que fue deportada por mentir a la autoridad, porque ingresó como turista, luego de que ya había salido de México, pero volvió para trabajar en un bar de mesera y sexoservidora.

Respecto al canadiense, indicaron que el pasado 26 de febrero acudieron a un predio detrás del Tecnológico, donde el extranjero vivía; desde 2010 se le buscaba por presunto fraude a una mexicana.

Manifestaron que fue detenido y deportado a su país, luego de denunciarlo ante la Procuraduría General de la República, porque además presentó documentos migratorios falsificados.- David Domínguez Massa



Volver arriba