Céntrica bodega con droga

Vasta operación de la policía y un solo detenido

La operación realizada en la calle 67 con 42 del centro de Mérida, en el interior de unas viejas bodegas, donde hace unos años funcionó un negocio de materiales para construcción. El saldo fue de un detenido; no se informó la cantidad de droga asegurada, aunque se habló de varios kilos

En una operación conjunta entre la Secretaría de Seguridad Pública del gobierno del Estado y la Policía Ministerial Federal, de la PGR, se “desarticuló” ayer una bodega donde se almacenaba y distribuía droga.

La operación se realizó en la calle 67 con 42 del centro de Mérida, en el interior de unas viejas bodegas donde hace unos años funcionó un negocio de materiales para construcción.

El saldo de la operación fue de un detenido; no se informó la cantidad de droga asegurada, aunque se habló de varios kilos del enervante.

Según las primeras informaciones, la droga provenía de Quintana Roo, se almacenaba en la bodega y se distribuía a otros puntos de Mérida y del Estado.

Presuntamente pertenecía al Cartel de Sinaloa.

La operación de dio luego de una llamada anónima que derivó en los trabajos de investigación de los agentes de la Policía Ministerial.

Alrededor de las 8:40 de la mañana el grupo de agentes tanto federales como estatales llegó al lugar. Los policías cerraron las calles aledañas e ingresaron al predio, que parecía en el abandono.

Los agentes portaban armas de grueso calibre y algunos estaban encapuchados. Fue una espectacular operación en la cual participaron cerca de 40 agentes entre ambas corporaciones.

Los policías rodearon el predio en todos los puntos, algunos subieron a los techos para corroborar que no hubiera peligro.

“Fue como en las películas de acción”, indicó Braulio Gómez, uno de los testigos.

También se utilizaron perros adiestrados para la búsqueda de la droga, que revisaron el lugar.

Un detenido

En el interior de la boga se detuvo a una persona, quien fue trasladada a la delegación de la PGR, que se encuentra en el complejo de seguridad.

Los vecinos relataron que por las noches arribaban camionetas donde presumen traían el enervante.

Alrededor de las 9 de la mañana concluyó la operación. Para la misma se tuvieron que realizar cierres de calles, lo que ocasionó un caos, principalmente sobre la 67 en su sentido de Poniente a Oriente; se cerró a la altura de la calle 67 con 40.

Decenas de personas y curiosos siguieron de cerca la operación policiaca, aunque no se permitió que tomaran fotografías o vídeo David Chan Caamal.




Volver arriba