Casi muere quemada

Intenta apagar el fuego en su casa y queda atrapada

Paramédicos atienden a María Magdalena Mukul Caballero, de 55 años, quien resultó con quemaduras al quedar atrapada en su casa

María Magdalena Mukul Caballero, de 55 años de edad, estuvo a punto de morir quemada en el interior de su predio cuando intentó combatir las llamas en su vivienda. La intervención de los vecinos le salvó la vida.

Fue atendida y trasladada al hospital O’Horán por una ambulancia de la Secretaría de Seguridad Pública. Según vecinos, padece de sus facultades mentales. El fuego comenzó en el patio de la vivienda, donde la lesionada cocinaba con leña y el incendio se extendió al predio.

En su afán de apagar el fuego, quedó atrapada en el predio. Vecinos se percataron de que se quemaba el predio donde funcionó una carpintería, la comenzaron a llamar y al verificar que estaba en el interior, un vecino ingresó al predio y la ayudó a salir.

En ese momento su cabello estaba encendido y ya tenía quemaduras en los brazos.

De acuerdo con los bomberos, unos minutos más tarde y hubiera muerto. “El humo la iba a sofocar y de seguro iba a morir víctima del fuego”, se explicó.

De acuerdo con los datos, el siniestro se registró a las 12:30 de la tarde en la casa 448 de la calle 109 entre 56 y 58 de la colonia Dolores Otero.

La mujer cocinaba con leña en la parte de atrás. Las chispas encendieron un montón de hojas secas que llegaron al predio donde se encontraban pedazos de madera y aserrín.

En minutos el predio quedó en llamas. El fuego arrasó con ropa, muebles, enseres domésticos, madera y hamacas, entre otras cosas.

Unos vecinos se percataron del incendio y salieron para ayudar.

“Le comencé a gritar doña Mari, doña Mari, porque sabíamos estaba en la casa, por suerte nos contestó”. Otro vecino ingresó al predio y la logró sacar.

Paramédicos de la ambulancia 21-I de la SSP llegaron a auxiliarla y la trasladaron al hospital para su valoración. Los tragahumos sofocaron las llamas. Al lugar llegó personal de Protección Civil Estatal y de la Fiscalía General del Estado.

El hecho causó curiosidad entre decenas de personas que salieron para ver las labores. “Gracias a Dios la lograron salvar”, indicó una de las vecinas.- David Chan Caamal



Volver arriba